Petróleo EE UU

El barril de petróleo de Texas sube un 1,61% y cierra a 86,36 dólares

La cotización del petróleo de Texas subió hoy un 1,61% en la Bolsa Mercantil de Nueva York y terminó la sesión a 86,36 dólares por barril (159 litros), azuzada por las tensiones en el Magreb y Oriente Medio y la bajada del dólar.

Al concluir la cuarta sesión de la semana en ese mercado, los contratos de futuros del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en marzo habían sumado 1,37 dólares respecto al precio del miércoles, con lo que registraron su mayor subida diaria en lo que va de febrero.

Ese avance se produjo en una jornada en la que continúa la tensión en la zona del Golfo Pérsico, estratégica para el suministro de crudo.

A ello se sumó que la ola de protestas contra regímenes autoritarios siguiera extendiéndose por del Magreb y Oriente Medio, con disturbios en Libia, Bahréin y Yemen.

Estas tensiones hicieron que los operadores se fijaran menos en el dato difundido el miércoles de que la semana pasada las reservas de crudo en Estados Unidos aumentaron en 900.000 barriles y quedaron en 345,9 millones de barriles.

Pese a la subida del crudo, este jueves bajaron los contratos de gasolina para entrega en marzo, que restaron dos centavos al precio de cierre anterior para acabar a 2,52 dólares por galón (3,78 litros).

Los de gasóleo para calefacción para ese mismo mes se comportaron de forma similar, y restaron hoy cuatro centavos para terminar la jornada a 2,73 dólares por galón.

Los contratos de gas natural para marzo terminaron la sesión a 3,86 dólares por cada mil pies cúbicos, seis centavos menos que la jornada precedente, a pesar de que el Departamento de Energía (DOE) de Estados Unidos hiciera público hoy que las reservas de gas natural del país han disminuido 233.000 millones de pies cúbicos.

En la subida de los precios del petróleo tenía que ver además el debilitamiento que registraba hoy el dólar ante otras monedas, como el euro, que se cambiaba a esta hora por 1,3605 dólares, frente a los 1,3570 del día anterior.

El debilitamiento de la divisa estadounidense suele empujar al alza el precio de los contratos de petróleo, que, al negociarse en dólares, resultan relativamente más baratos para quienes utilizan otras monedas.