Comunicado a la CNMV

Caja Madrid y sus socios excluirán del nuevo grupo los activos tóxicos

La fusión liderada por Caja Madrid y Bancaja acaba de remitir a la CNMV una nota en la que explica que excluirá del perímetro del nuevo grupo los activos malos.

Según la nota remitida al regulador, se ha incorporado una modificación al contrato de integración por la cual se permite que "puedan excluirse de la sociedad que salga a Bolsa determinados activos, con el fin de optimizar su atractivo para los inversores y su valoración". De esta forma, la entidad presidida por Rodrigo Rato sigue los pasos marcados por La Caixa. La caja catalana explicó recientemente que va a concentrar sus activos inmobiliarios, además de alguna participación industrial, en una sociedad, mientras que el resto del negocio bancario quedará adscrito a CaixaBank, heredera de Criteria.

La fusión de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco pequeñas cajas regionales va a dar lugar al primer grupo de cajas de ahorros de España, con un volumen de activos de 328.000 millones de euros.