Nueva Rumasa solicita el concurso para diez empresas del grupo

Ruiz-Mateos: "Si no tuviera fe, me pegaría un tiro"

"Si no tuviera fe, me pegaría un tiro". El presidente de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, ha iniciado así su primera rueda de prensa en varios años, para explicar la situación preconcursal de diez empresas del grupo. Ha asegurado que los inversores que pusieron su dinero en Nueva Rumasa podrán recuperarlo.

José María Ruiz-Mateos, acompañado de seis de sus hijos, poco antes de comparecer en rueda de prensa
José María Ruiz-Mateos, acompañado de seis de sus hijos, poco antes de comparecer en rueda de prensa

Arropado por seis de sus hijos José María Ruiz-Mateos, presidente de Nueva Rumasa, ha comparecido hoy por la tarde ante los medios de comunicación en el hotel AC en la exclusiva urbanización La Finca (Pozuelo de Alarcón, Madrid), para explicar la solicitud de amparo concursal requerido para diez de sus compañías.

Tras la familia, de cara a la prensa, se han situado de pie cerca de una veintena de sus empleados, creando una estampa similar a la de los anuncios de las compañías de la familia Ruiz-Mateos. A petición de la prensa gráfica José María Ruiz-Mateos ha hecho la señal de la victoria antes de sentarse. Es la primera rueda de prensa que el empresario concede en 17 años.

Ruiz Mateos ha asegurado que los inversores que depositaron su dinero y su confianza en el grupo recuperarán su inversión. A preguntas de la prensa sobre este mismo tema, los hijos han explicado que los inversores podrán solicitar la devolución de su inversión a la fecha de vencimiento. El padre, por su parte, ha zanjado tajantemente la cuestión: "Sí recuperarán el dinero. Si no, sería un hombre repudiable".

El Rayo Vallecano, también en preconcurso

Nueva Rumasa ha solicitado amparo concursal para diez de sus compañías: Grupo Clesa, Rayo Vallecano, Garvey, Hotasa, Duhl, Elgorriaga, Hibramer, Trapa, Carcesa y Quesería Menorquina. La familia Ruiz-Mateos ha explicado que se han acogido al punto 5.3 de la Ley Concursal para evitar "que un acreedor confundido inste el concurso de la compañía".

José María Ruiz Mateos cargó contra el banco Royal Bank of Scotland por -dijo- "no refinanciar un crédito de 27 millones de euros de un día para otro, a pesar de que estaba avalado por un activo inmobiliario valorado en más de 70 millones de euros". La familia aseguró que el grupo cuenta con activos valorados en 6.000 millones de euros y que la deuda asciende a 700 millones. Además, señalaron que están en negociaciones con un grupo inversor para incorporarlo como socio al grupo.

A pesar de que el jefe de prensa de Nueva Rumasa trató de poner fin a la rueda de prensa en varias ocasiones, Ruiz-Mateos insistió en responder a todas las preguntas, "hasta la madrugada", si hacía falta.

José María Ruiz-Mateos declaró sentirse decepcionado con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al que dijo ha escrito tres cartas, una de ellas comentando "el buen corazón que ha tenido el presidente al dejar entrar a tantos inmigrantes, porque creo que somos todos iguales".