Petróleo

El barril de petróleo de Texas baja un 0,89% y cierra a 84,81 dólares

La cotización del petróleo de Texas bajó hoy el 0,89% en la Bolsa Mercantil de Nueva York y cerró a 84,81 dólares por barril (159 litros), influido todavía por la relajación de las tensiones en Egipto tras la dimisión de su presidente, Hosni Mubarak, y el fortalecimiento del dólar.

Al concluir la sesión en ese mercado, los contratos de futuros del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en marzo habían restado 77 centavos al precio del viernes y se colocaron así por segunda sesión consecutiva en su nivel más bajo desde mediados de noviembre.

El crudo registró esos descensos después de que la crisis egipcia se relajara ante la dimisión el viernes pasado del que fuera su presidente durante tres décadas, Hosni Mubarak, y después de que la junta militar que gobierna ahora el país anunciase este domingo que el período de transición hacia un poder civil se prolongará por seis meses.

La crisis en el país más poblado de África se había seguido con nerviosismo las pasadas semanas por el posible impacto que podía tener en el suministro de crudo, lo que había provocado que el 28 de enero los precios del petróleo registrasen su aumento porcentual más pronunciado desde septiembre de 2009.

Así, la relajación de las tensiones en ese país presionaba hoy a la baja la cotización del petróleo, algo que no ocurría sin embargo con los contratos de gasolina para entrega en marzo, que subieron este lunes cinco centavos para cerrar a 2,51 dólares por galón (3,78 litros).

Algo parecido ocurrió con los contratos de gasóleo, también para el mes próximo, que registraron hoy un ascenso de seis centavos para terminar a 2,75 dólares por galón.

Los contratos de gas natural para marzo terminaron la sesión a 3,92 dólares por cada mil pies cúbicos, un centavo más que la jornada precedente.

Según los analistas, el encarecimiento de los derivados del petróleo se veía influido por las protestas populares en otros países de Oriente Medio, como Irán o Yemen, que devolvían los temores sobre una posible expansión de la crisis a esta zona clave para el suministro de petróleo.

Por otra parte, en el descenso del crudo influyó además el avance del dólar ante otras monedas, como el euro, que se cambiaba a esa hora a 1,3479 dólares, frente a los 1,3547 del día anterior.

El fortalecimiento de la divisa estadounidense suele empujar a la baja el precio de los contratos de petróleo, que, al negociarse en dólares, resultan relativamente más caros para quienes utilizan otras monedas.