Los empleados de Santander y BBVA crecieron en 900 personas

Los bancos españoles aumentan su plantilla tras dos años de ajuste

Los grandes bancos nacionales dan por concluido el ajuste de red y personal. Después de dos años de recortes, Santander y BBVA aumentaron su plantilla en España durante 2010 en 900 personas, mientras que Popular se mantuvo estable.

La racionalización de la estructura operativa y comercial ha concluido para los grandes grupos bancarios españoles. Santander, BBVA y Popular comenzaron a ajustar sus redes antes que la mayoría de sus competidores y, a decir de sus máximos directivos, el proceso ya ha finalizado.

En términos de plantilla, Santander incrementó el número de empleados en España durante el pasado ejercicio en 432 personas. Mientras, BBVA hizo lo propio en España en 480 personas.

Las cifras de empleados de Banco Popular son más difíciles de analizar, ya que parte de la plantilla se ha trasladado al banco que ha creado junto con Crédit Mutuel. Teniendo en cuenta este efecto, el número total de empleados en España se ha mantenido prácticamente estable. De hecho, durante 2010 la entidad presidida por Ángel Ron ha realizado 386 contrataciones netas, y las salidas se han debido fundamentalmente a jubilaciones.

BBVA 6,78 -0,19%
SANTANDER 3,52 2,16%

Los bancos españoles alcanzaron la cifra máxima de empleados en 2007, cuando el sector sumaba 117.559 trabajadores. Un año después, el número total había caído en 2.430 personas y, para 2009 la reducción había sido de otras 5.129 empleados, de acuerdo con los datos facilitados por el Banco de España.

No más cierres de oficinas

Uno de los más explícitos sobre el fin del ajuste fue Emilio Botín. El presidente del Santander aseguró la semana pasada, durante la presentación anual de resultados, que el grupo no tenía ninguna intención de cerrar ni una sola oficina más en España.

Durante 2010, la red de Santander y Banesto clausuraron en conjunto 17 sucursales. En relación a esta última filial, el banquero quiso acabar con las especulaciones y aseguró que Banesto "no se vende, no se fusiona y no se achica".

Para controlar aún más los costes de personal, el primer grupo bancario español ha decidido no aplicar la cláusula de revisión salarial en relación a la subida del IPC.

Mientras tanto, el recorte de la red que ha aplicado BBVA en España ha sido de 31 sucursales. En 2009, el ajuste de oficinas afectó a 320 locales.

En conjunto, el sector de bancos alcanzó su pico en cuanto a la red comercial el segundo trimestre de 2008, cuando llegó a contar con 15.657 sucursales. Desde ese momento, comenzó un recorte veloz de sus puntos de venta.

Las cajas de ahorros, mientras tanto, comenzaron a realizar la reestructuración de su red comercial un trimestre más tarde, después de llegar en junio de 2008 a contar con 25.000 oficinas.

España ha sido durante años uno de los países del mundo más bancarizados, con el ratio de oficinas por habitante más alto de Europa. Cuando comenzó la crisis económica, numerosos analistas comenzaron a señalar el exceso de capacidad instalada que tenía el sector bancario.

En junio de 2009, la consultora PricewaterhouseCoopers estimó que sobraban 12.000 sucursales bancarias y 35.000 empleos.

Hasta la fecha, el número total de empleados de la industria financiera ha caído en algo más de 10.000 personas, mientras que el número de oficinas de bancos, cajas y cooperativas de crédito lo ha hecho en 2.400 unidades.

Una vez que se complete la reestructuración del sector de cajas, los expertos auguran que no se producirán nuevos ajustes en la banca española, salvo que la economía nacional viva un largo periodo de estancamiento.

Sabadell y Pastor registran leves caídas y Bankinter sube plantilla

La tendencia entre la banca mediana no es tan clara como en sus hermanos mayores. En el caso de Bankinter, la entidad incrementó la plantilla de su grupo bancario en 34 personas a lo largo de 2010, mientras que su filial aseguradora, Línea Directa, lo hizo en 90 empleados, lo que supone un aumento del 5%.

Banco Pastor, que presentó sus resultados anuales el pasado viernes, redujo su personal en 71 personas en 2010. Sin embargo, el presidente de la entidad, José María Arias, explicó que el grupo ha diseñado un nuevo plan estratégico que contempla la contratación de gestores especializados en asesoramiento a empresas y a clientes de banca privada. Además, prevé abrir 11 oficinas para pymes.

Por su parte, Banco Sabadell alcanzó los 10.777 empleados gracias, en buena medida, a la compra de Guipuzcoano, que le aportó 1.205 trabajadores. Sin ese efecto, la plantilla habría bajado en España en 74 empleados.

La Caixa, una excepción dentro del sector de cajas de ahorros

La Caixa es una de las pocas cajas de ahorros que puede presumir de haber aumentado las contrataciones durante 2010. La mayor entidad de ahorro española incrementó su plantilla en 344 personas, hasta rozar al cierre del pasado ejercicio las 25.000 personas. Esto supone un incremento del 1,4% de la plantilla total de grupo.

En el resto del sector, los recortes siguen marcando la pauta. Sumidas en pleno proceso de reestructuración, la mayor parte de cajas españolas aún siguen ejecutando planes de prejubilación de empleados.

La otra gran caja de ahorros española, Caja Madrid, redujo su plantilla durante 2010 en 262 empleados y, durante el primer semestre del presente ejercicio seguirá recortándola.

A mediados de noviembre del año pasado, las cajas tan solo habían ejecutado una quinta parte de los recortes de empleados que habían anunciado.