Aumento de presión sobre su deuda

Luxemburgo reconoce que la lentitud de respuesta europea perjudica a Portugal

El ministro luxemburgués de Finanzas, Luc Frieden, reconoció hoy que el recrudecimiento de la crisis de la deuda en Portugal tiene que ver con la lentitud de la respuesta de la Unión Europea.

"Probablemente, porque somos demasiado lentos a la hora de tomar medidas relevantes", admitió el luxemburgués al ser preguntado por la crítica situación de Portugal a su llegada a la reunión de ministros de Finanzas de los países del euro, que se celebra en Bruselas.

Frieden recordó, no obstante, que Portugal ha adoptado importantes medidas de consolidación fiscal y que la Eurozona está dispuesta a hacer "todo lo necesario" para garantizar la estabilidad de la región.

En este sentido, el ministro consideró que los mercados deberían tener "en cuenta los esfuerzos de Portugal y de la UE", cosa que, en su opinión, hasta ahora no han hecho.

Los analistas asocian el incremento de la presión sobre la deuda portuguesa en las últimas semanas con la lentitud de la zona euro a la hora de aprobar un incremento de la capacidad efectiva de financiación del fondo de rescate hasta los 440.000 millones de euros, a lo que se comprometieron los socios de la moneda única en mayo pasado.

Preguntado sobre sus preferencias para reforzar el fondo europeo, el luxemburgués consideró que el modo "más fácil" de hacerlo es mediante un incremento de las garantías, opción que prefirió respecto a otras como inyecciones de capital.

"El objetivo es que los 440.000 millones de euros puedan utilizarse de manera efectiva", indicó.

Por otro lado, el ministro de Finanzas de Portugal, Fernando Teixeira dos Santos, defendió la solvencia de la economía de su país.

"Hemos cerrado el año 2010 con una cifra de crecimiento más alta de lo esperado. Teníamos una previsión de crecimiento del crecimiento del 0,7% para el año pasado y terminó siendo dos veces mayor", señaló el ministro luso.

Teixeira expresó su confianza en que el sector de las exportaciones continúe siendo "tan dinámico como el año pasado y sea la mayor fuente de crecimiento" de la economía portuguesa.