El grupo finés adopta Windows Phone

Nokia y Microsoft se unen en el móvil para sobrevivir ante Google y Apple

Nokia anunció ayer uno de los principales cambios estratégicos de su historia. La compañía va a adoptar para sus smartphones la plataforma Windows Phone de Microsoft, que busca también una vía para tener presencia en el móvil. Ambas quieren unir fuerzas para hacer frente a Apple y Google.

Nokia y Microsoft se unen en el móvil para sobrevivir ante Google y Apple
Nokia y Microsoft se unen en el móvil para sobrevivir ante Google y Apple

Con este movimiento, Nokia busca frenar la pérdida de cuota de mercado en el segmento de los smartphones y hacer frente a la competencia de rivales como Apple con su iPhone, Google con su Android y RIM con su Blackberry. La empresa nórdica se mantiene como líder de este mercado, si bien su cuota de mercado global pasó de un 46,9% en 2009 a un 37,6% en 2010, según las estimaciones de Gartner. A su vez, Microsoft también quiere volver a ser actor de un mercado en el que su presencia es ahora muy poco significativa. De hecho, cerró 2010 con una cuota de mercado del 4,2%.

El cambio fue dado a conocer el viernes en Londres durante la celebración del Capital Markets Day de Nokia por su consejero delegado, Stephen Elop, un ex directivo de Microsoft, del que se dice que ha sido clave en fraguar el acuerdo al ser un gran conocedor de ambas firmas.

Elop señaló que Symbian será una plataforma de concesión "llevando sus anteriores inversiones a un fuerte valor añadido". El directivo dijo que esta estrategia "reconoce la oportunidad de conservar y hacer la transición de una base instalada de 200 millones de usuarios de Symbian", y añadió que Nokia espera vender otros 150 millones de terminales Symbian en los próximos años.

Las acciones de Nokia se hundieron un 14% el viernes en la Bolsa de Helsinki

MICROSOFT 309,16 -0,51%

Además, dijo que MeeGo, el sistema operativo para smartphones que está desarrollando junto a Intel, va a pasar a ser un proyecto de sistema operativo abierto. Tras indicar que MeeGo tendrá un "importante lugar a largo plazo en el mercado de la próxima generación de móviles", insistió en que sigue con sus planes de presentar este año terminales basados en MeeGo.

Elop y su homólogo en Microsoft, Steve Ballmer, destacaron que ambas van a colaborar en los distintos ámbitos y en la integración de activos. Así, Nokia va a impulsar Windows Phone además de aportar su experiencia para diseñar el hardware. Al mismo tiempo, trabajarán en iniciativas de marketing y en diseñar una hoja de ruta para ajustarse a las necesidades que plantee la evolución de los móviles.

Ambos socios indicaron que Bing, el buscador de Microsoft, podría implantarse en los dispositivos de Nokia. Para la empresa de Ballmer, el introducir su buscador en los terminales de Nokia supone un punto clave para competir con Google en la búsqueda móvil. Microsoft también aportará su adCenter, para aportar los servicios de publicidad online a los terminales de Nokia.

A su vez, Nokia aportará su fuerte presencia en el ámbito de los mapas, que se integrarían con los citados Bing y adCenter.

Ahora, Nokia debe convencer a los inversores de que el cambio tendrá un efecto positivo. Aunque, parece que no será fácil. Las acciones de Nokia se hundieron un 14% en la Bolsa de Helsinki durante la sesión del viernes.

Cambio en la estructura del sector

El acuerdo puede sacudir la estructura del sector. Kevin Burden, analista de ABI Research, advirtió que el resto de fabricantes de móviles que emplean Windows Phone podrían replantearse su posicionamiento dado el apoyo mutuo que se van a dar Microsoft y Nokia en torno a este sistema operativo. El analista recuerda que algunos de ellos ya dejaron Symbian cuando el fabricante nórdico se convirtió en su dominador.

Otra de las dudas que se han planteado es si el calendario de ejecución del acuerdo es demasiado largo. Doug Reid, analista de Stifel Nicolaus, advirtió el proceso de cambio de Symbian a Windows aprobado por Nokia y Microsoft es demasiado lento. Lo que parece claro es que Stephen Elop está seguro de que ha escogido la vía correcta. El directivo reconoció que Nokia había considerado adoptar Android en lugar de Windows pero indicó que el riesgo de commoditización era demasiado grande y recordó que la plataforma de Google es usada por Samsung, Sony Ericsson y Motorola, entre otros.