Pese al clamor popular

Mubarak se agarra al poder

El presidente de Egipto, Hosni Mubarak, anuncia en televisión que no aceptará presiones para abandonar el cargo y que será en septiembre, cuando se celebren las elecciones, cuando abandone la Presidencia.

Hosni Mubarak, durante la comparecencia televisiva de esta noche
Hosni Mubarak, durante la comparecencia televisiva de esta noche

Tal y como declaraba el ministro de Información, Anás el Fiqi, esta tarde, el presidente egipcio no dejará sus funciones. En un discurso televisado, Hosni Mubarak ha insistido en que no se presentará a las próximas elecciones -fijadas para septiembre- y reafirmó su decisión de favorecer una transición pacífica del poder. "Eso es lo que yo juré", ha remarcado.

Aunque todo apuntaba que este jueves sería el día en el que llegara la destitución, Hosni Mubarak ha decidido permanecer en el cargo hasta los próximos comicios. Eso sí, ha adelantado que transferirá parte de sus poderes en el vicepresidente Omar Suleiman. "He considerado delegar al vicepresidente de la República los poderes y las prerrogativas de acuerdo con la Constitución", dijo Mubarak.

El dirigente egipcio también ha hecho referencia a las "demandas justas" de los manifestantes y ha dicho que no castigará las revueltas.

A estas horas, unos cuatro millones de egipcios ocupan la plaza, en la que la noticia ha sido recibida con indignación, después de las grandes expectativas de dimisión alentadas durante la jornada.