Conservarán el 83,5% de su salario bruto

Banca Cívica concentrará este año las 1.100 prejubilaciones previstas hasta 2013

Banca Cívica, el grupo formado por Caja Navarra, Caja Sol, CajaCanarias y Caja Burgos, adelantará a este año las 1.100 prejubilaciones que tenía previstas para 2011 y 2012, con el fin de ahorrar cerca de 165 millones de euros antes de 2013.

Por eso, a partir de la próxima semana, el grupo comunicará a sus empleados de 55 años o más las prejubilaciones, con las que conservan el 83,5% de su salario bruto, y excepcionalmente a algunos con 54 años.

Según informó el grupo en un comunicado, la intención es acelerar la prejubilación de sus empleados para que todos los afectados salgan del grupo a lo largo de 2011 y no en dos años como había previsto inicialmente.

Banca Cívica comunicó esta decisión en una reunión de la comisión de seguimiento de la mesa laboral esta mañana, en la que explicó que la salida anticipada de los empleados supondrá que los costes de explotación se reduzcan en "al menos" 55 millones de euros este año, y en 2012, en 110 millones.

Como consecuencia de este recorte laboral, Banca Cívica reducirá del total de 1.600 sucursales, 120 oficinas, que se sumarán al centenar que Cajasol ha cerrado en los últimos meses y supondrán en total una merma de la red comercial del 15%.

El total de la plantilla de las cajas, añade el comunicado, pasará a formar parte del grupo en los próximos meses.

Además, en la comisión de seguimiento de la mesa laboral, Banca Cívica anunció que su consejo y el de las cuatro cajas que integran el grupo van a estudiar la aportación de la totalidad de activos y pasivos a la nueva entidad.

Este procedimiento era de esperar, según los expertos, porque Banca Cívica ha anunciado su intención de salir a Bolsa cuanto antes.

El copresidente de Banca Cívica y consejero delegado de Caja Navarra, Enrique Goñi anunció ayer que la entidad sacara al parqué entre un 25% y un 40% de su capital. Un porcentaje final que estará más próximo a la última cifra.

Goñi añadió que la entidad ofrecerá a sus accionistas un dividendo de "al menos el 50%" del beneficio global y que seguirá destinando a proyectos sociales en torno al 30%.