Polémica territorial

Las CC AA, aliviadas tras aclarar el Gobierno que podrán refinanciar su deuda

La mayoría de las comunidades autónomas se han mostrado aliviadas al aclarar el Gobierno que todas podrán refinanciar la deuda que vence este año, una medida que, según ha subrayado el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, no supone una rectificación.

Tras las críticas que ayer recibió el Gobierno por el acuerdo que permitirá a Cataluña emitir deuda en las próximas semanas, Zapatero ha negado que haya habido "trato de favor" hacia la Generalitat y ha insistido en que todas las comunidades deben comprometerse a reducir su déficit hasta el 1,3% del PIB este año.

A su juicio, el debate surgido tras su reunión con el presidente catalán, Artur Mas, es "ficticio" y ha generado una confusión "con alguna intención".

Poco después, la ministra de Economía, Elena Salgado, ha aclarado las posibilidades de emitir deuda que tienen todas las comunidades, aún sin tener aprobado un plan de reequilibrio económico financiero para controlar el déficit.

Según ha explicado, aquellas que deban amortizar deuda este año y que necesiten realizar nuevas emisiones o contraer préstamos con los bancos para alargar el plazo de vencimiento tienen que solicitar autorización al Ministerio, pero no es necesario que se haya aprobado antes ese plan de austeridad, ya que esas operaciones no implican un aumento del volumen total de la deuda.

Esa posibilidad la tiene tanto Cataluña, que ha superado el techo de déficit fijado para 2010 (2,4%), como Murcia y Castilla-La Mancha, que también lo han sobrepasado.

Salgado ha recordado que el año pasado todas las comunidades solicitaron y recibieron autorización de endeudarse para refinanciar deuda y ha avanzado que en este ejercicio se están tramitando ya las peticiones de Andalucía, Galicia, Madrid y la Comunidad Valenciana.

La vicepresidenta ha señalado que este procedimiento está aprobado por todas las comunidades en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y ha lamentado que los presidentes autonómicos que hablaron de trato de favor a Cataluña no conozcan esos acuerdos.

Con la explicación del Gobierno, varias comunidades, como Castilla-La Mancha, han anunciado que pedirán autorización para refinanciar su deuda.

Si ayer el presidente castellanomanchego, José María Barreda, advirtió de que no aceptaría "ningún tipo de trato discriminatorio" del Gobierno, hoy se ha mostrado satisfecho y ha destacado que el Ejecutivo es el "principal garante" de la igualdad.

El Gobierno de Canarias ha anunciado que también quiere autorización para refinanciar su deuda y que, como la comunidad sí ha cumplido el déficit, pedirá además que se le permita lanzar nuevas emisiones.

Murcia, por su parte, ha solicitado la convocatoria urgente del CPFF para que "queden claros los mismos criterios para todas las comunidades", aunque su presidente, Ramón Luis Valcárcel, ha reconocido que sentía "cierto alivio" al comprobar que todas "y no sólo Cataluña" podrán refinanciar su deuda.

Desde Cataluña, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha tachado de "ignorantes" las críticas al principio de acuerdo alcanzado por Mas y se ha preguntado si Cantabria sería capaz de presentar un plan para reducir su déficit un 10%, como ha hecho la Generalitat.

De inmediato, el presidente esta comunidad, Miguel Ángel Revilla, ha recalcado que no necesita presentarlo porque "ha cumplido rigurosamente" sus compromisos y es la economía "más saneada de España".

"Si eso es ignorancia (criticar el acuerdo con Cataluña antes de que el Gobierno aclarara que afecta a todos), pues somos ignorantes ocho o nueve presidentes de comunidades" ha apostillado.

Para el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, ha habido un problema de comunicación en este asunto.

"Cuando venimos a Madrid, siempre queremos llevarnos una pieza de caza que nos diferencie de los demás", ha dicho al comentar la rueda de prensa que dio Mas en La Moncloa tras su reunión con Zapatero y cuyo contenido no fue cuestionado por el Gobierno.

De todos modos, ha dejado claro que él no tenía dudas de que el Gobierno respetaría el principio de igualdad entre territorios, una opinión que han compartido el presidente andaluz, José Antonio Griñán, y el consejero de Economía, Hacienda y Empleo de Aragón, Alberto Larraz.

A pesar de las aclaraciones, la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, ha advertido de que permitir endeudarse a todas las comunidades "es malo para la economía española" y para su imagen en el exterior.

Desde el ámbito municipal, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha continuado con las críticas al Gobierno: "Si París bien vale una misa, el asiento de La Moncloa bien vale una arbitrariedad", ha dicho.