Llega el primer Mercedes con batería

Vitoria gana posiciones en Daimler con el coche eléctrico

La planta en Vitoria de Mercedes-Benz gana posiciones para adjudicarse la producción del nuevo modelo que la marca de la estrella lanzará al mercado en 2014. El centro alavés ha sido el primero del mundo en iniciar la fabricación en serie de un vehículo eléctrico, la furgoneta Vito E-Cell. Es un ejemplo de competitividad a tener en cuenta, según el ministro de Industria, Miguel Sebastián.

El mensaje de Sebastián, lanzado ayer en Vitoria durante el acto de presentación de la Vito E-Cell, tuvo por destinatario a Heinrich Weiss, responsable mundial en el ámbito de furgonetas de la multinacional alemana Daimler, que seguía desde la primera fila la intervención del ministro. Sebastián recordó de pasada que Mercedes-Benz ha sumado ayudas a este proyecto por más de diez millones, entre los apoyos recabados a los Gobiernos de Madrid y Vitoria. La marca de la estrella tiene que decidir cuál de sus plantas en Europa ensamblará un nuevo modelo que saldrá al mercado en 2004. Están en juego inversiones de 200 millones y mil empleos directos además de otros 4.000 indirectos. La plantilla de Vitoria cuenta ahora con una plantilla de 3.300 trabajadores.

Optimismo

Entre los directivos de la filial en España de Daimler se respira un cierto optimismo, sobre todo después del lanzamiento de la Vito E-Cell. Estas fuentes consideran que el estreno mundial de su producción en serie es un argumento muy importante a favor de las instalaciones alavesas, que han culminado el proceso en sólo dos años, algo que no ha pasado desapercibido en la sede central de la multinacional alemana en Stuttgart.

DAIMLER AG 74,44 -0,27%

Mercedes-Benz y el Gobierno vasco, que impulsó este proyecto desde su inicio y es la autonomía más avanzada en relación con el vehículo eléctrico, según reconoció ayer Sebastián, eligieron ayer a Eroski como el primer cliente de la Vito E-Cell. Agustín Markaide, el presidente del grupo cooperativo, estrenó asimismo su cargo en un acto público con la recepción de las llaves de cinco furgonetas, probadas, entre otros, por Miguel Sebastián. Durante 2011, Mercedes-Benz le entregará otras 10 unidades, y otras 10 más en 2012. Hasta 2014, la planta alavesa ensamblará 2.000 furgonetas eléctricas por ejercicio su capacidad anual supera las 100.000 unidades de los actuales modelos, Vito y Viano.

Autonomía de 130 kilómetros

La nueva Vito E-Cell puede circular durante 130 kilómetros hasta la parada obligada por la recarga de sus baterías. Esa operación, en su versión rápida, dura 40 minutos. La recarga lenta, en horas valle (nocturnas) con una tarifa eléctrica más barata, se estira hasta las cuatro horas.

Los responsables de Mercedes-Benz no quisieron adelantar el precio de venta del vehículo, que en principio está destinado a grandes flotistas como Eroski, que pueden organizar sus propias redes de recarga. Como orientación, el modelo Vito actual con motor de combustión tiene un precio base de 20.000 euros. Su versión eléctrica tiene una capacidad de carga similar (900 kilos) a pesar de que arrastrar una batería que pesa media tonelada pero su motor resta kilos con respecto a la gama que se alimenta con carburantes.

El vehículo puede alcanzar los 80 kilómetros por hora. Las primeras unidades, incluidas las de Eroski, serán comercializadas por el sistema de renting.