Crítico con Bernanke

El presidente de la Fed de Richmond insta a "reconsiderar seriamente" el plan de estímulo

La Reserva Federal de EE UU (Fed) debería "reconsiderar seriamente" el programa de estímulo monetario puesto en marcha el pasado mes de noviembre, conocido como QE2, que permite al banco central estadounidense invertir hasta 600.000 millones de dólares (439.400 millones de euros) en la compra de bonos del Tesoro a largo plazo, según afirmó el presidente de la Reserva Federal de Richmont, Jeffrey Lacker, uno de los banqueros centrales más críticos con las políticas de Ben Bernanke.

"El Comité reconoció que proporcionar estímulos monetarios adicionales en este momento del ciclo no está exento de riesgos, por lo que se comprometió a revisar regularmente el ritmo y el volumen del programa", señaló Lacker, quien señaló que "la nítida mejoría de las perspectivas económicas desde que comenzó el programa sugiere una seria reconsideración".

A este respecto, el economista mostró su optimismo respecto a la recuperación de EE UU y auguró que la expansión de la economía estadounidense se acercará al 4%, lo que permitiría reducir el desempleo.

El presidente de la Fed de Richmond carece este año de derecho de voto en el Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed, donde en años anteriores se significó como uno de los 'halcones' de la institución tras haber votado en contra en varias ocasiones de las propuestas defendidas por Bernanke.