Alaba el pacto social firmado con los agentes sociales

Sebastián afirma que la energía nuclear seguirá en España pero "de una forma más consensuada"

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha celebrado hoy que la energía nuclear figure en el pacto social y económico entre los agentes sociales, lo que permitirá que la energía nuclear siga presente en España de una "forma más consensuada", ha dicho en una conferencia en Barcelona.

"En España queremos energía nuclear, pero al mismo tiempo no queremos residuos", ha remarcado Sebastián como contradicción, y ha elogiado que en el debate social y económico sobre la energía nuclear se haya incorporado como tema el almacén temporal de residuos.

En este sentido, Sebastián ha considerado el problema de que los parlamentos autonómicos de las comunidades con poblaciones candidatas al almacén nuclear se hayan mostrado contrarios a acogerlo.

En la línea de elogio del diálogo social, Sebastián ha asegurado que el papel de los agentes sociales ha permitido también "salvar todas y cada una de las plantas de automóviles en España".

En la conferencia dictada hoy, Sebastián ha reafirmado su "apuesta de fondo" por la industria, que considera un sector esencial para salir de la crisis económica porque implica "competitividad" y "empleo de calidad".

Sebastián ha apuntado que el Gobierno debe seguir con las reformas iniciadas, ya que "son las que van a permitir garantizar el futuro del país".

Para ello, además, el máximo responsable de la industria del país ha diagnosticado una "importante debilidad energética que lastra la competitividad española", y ha explicado que la economía del país debe adaptarse para hacerse con los mercados internacionales emergentes.

En clave internacional, el ministro ha pedido a los miembros de la UE una apuesta firme para crear mercados comunes en el sector energético, digital e industrial.

Según Sebastián, la inferioridad de Europa en términos económicos se explica, en parte, por la dependencia energética del continente, que ha aumentado en la última década, y por el crecimiento de los precios del petróleo, que han multiplicado la factura energética.

El ministro ha cuantificado la cantidad que ha significado para la UE el aumento del precio del petróleo en 140.000 millones de euros, una suma que Sebastián considera que reduce inversiones "en investigación y desarrollo, por no hablar de las políticas sociales".

Para el ministro, también ha agravado la situación que Europa dependa completamente de materias primas básicas para las actuales necesidades de la industria como el germanio, el cobalto y el magnesio.

En la conferencia, con presencia de personalidades de la economía catalana y también de la infanta Elena, Sebastián ha invitado a replantearse los principios de la industria española y europea: "En Europa queremos ser líderes en la lucha contra el cambio climático, líderes en política social, disciplina fiscal y ortodoxia monetaria, pero debemos preguntarnos si son compatibles con un sector industrial fuerte y dinámico".

Defensor de la industria y la energía como sectores capaces de reactivar la economía, Sebastián ha augurado que "la economía mundial no va a volver a ser como antes y más evidente aún es que la economía española no volverá a ser como antes".