Petróleo

El barril de petróleo de Texas bajó el 0,35% y cerró a 90,54 dólares

La cotización del petróleo de Texas bajó hoy el 0,35% en la Bolsa Mercantil de Nueva York y cerró a 90,54 dólares por barril (159 litros), en una jornada marcada por el avance del dólar y mientras continúa la preocupación acerca de la crisis en Egipto y sus posibles consecuencias en la región.

Al concluir la sesión, los contratos de futuros del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en marzo habían restado 32 centavos al precio de cierre del miércoles, aunque lograron mantenerse un día más por encima de los 90 dólares.

Durante la sesión, sin embargo, esos contratos llegaron a tocar un precio máximo de 92,05 dólares por barril. Los contratos de gasolina ganaron un centavo y acabaron a 2,5 dólares por galón (3,78 litros), mientras que los de gasóleo restaron dos centavos para terminar a 2,76 dólares por galón.

Los contratos de gas natural perdieron el terreno ganado el miércoles y terminaron la sesión a 4,33 dólares por cada mil pies cúbicos, nueve centavos por debajo.

Ese retroceso se produjo después de que el Departamento de Energía de EE UU informara de que la semana pasada las reservas de ese combustible se redujeran en este país en 189.000 millones de pies cúbicos.

El leve retroceso del precio del crudo y de algunos de sus derivados se produjo pese a que seguía un día más la tensión en Egipto entre partidarios y detractores del presidente Hosni Mubarak, una situación que crea nerviosismo entre los operadores acerca de su posible impacto en todo Oriente Medio y en la distribución de crudo. Además, en Estados Unidos se divulgaron hoy buenos datos económicos.

La cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo disminuyó en 42.000 y se situó en 415.000 la semana pasada, y el sector de los servicios en EE UU encadenó en enero 14 meses de crecimiento y logró un ritmo de recuperación que no se veía desde hacía casi seis años.

Sin embargo, pesó más en el precio del petróleo el avance que registraba a esa hora el dólar ante otras divisas como el euro, que se cambiaba a 1,3635 dólares, frente a los 1,3810 de la jornada precedente.

El fortalecimiento de la divisa estadounidense suele empujar a la baja el precio de los contratos de petróleo, que, al negociarse en dólares, resultan más desfavorables si se cierran cuando el "billete verde" está fortalecido.