Petróleo

El crudo Brent baja un 0,56%, hasta los 101,76 dólares

El barril de Brent cerró hoy con una bajada del 0,56 % en el mercado de futuros de Londres, pese a la persistencia de la crisis en Egipto y los buenos resultados económicos procedentes de Estados Unidos.

El petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, para entrega en marzo, acabó en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) 58 centavos de dólar por debajo del cierre de la sesión anterior, cuando se situó en 102,34.

El precio máximo negociado hoy fue de 103,37 dólares y el mínimo de 101,41.

El Brent rompió así tres jornadas consecutivas de subidas, desde que el viernes superó la barrera de los 100 dólares por primera vez desde el mes de octubre de 2008, por la tensión creada en Oriente Medio por la rebelión ciudadana en Egipto.

Los analistas consideraron que se produjo un pequeño efecto rebote -tras una revalorización del Brent de casi el 3 % desde el comienzo de la semana- que contrarrestó la batería de buenas noticias económicas procedentes de EEUU.

La cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo en la primera economía del mundo disminuyó en 42.000 y se ubicó en 415.000 la semana pasada, según los datos del Departamento de Estado, en una reducción que compensó la mayor parte de los incrementos registrados en la semana anterior.

Por su parte, el sector de los servicios encadenó en enero 14 meses de crecimiento y logró un ritmo de recuperación que no se veía desde hacía casi seis años, según los datos divulgados hoy por el Instituto de Gestión de Suministros (ISM, por su sigla en inglés).

El ritmo de crecimiento logrado el pasado enero respecto de diciembre es el más contundente de los registrados en casi seis años y supera las previsiones de los analistas.

A esto hay que sumar que los pedidos a las fábricas de EE UU aumentaron un 0,2 % en diciembre, un mes en el que destacó el aumento en la demanda de bienes de capital de parte de las compañías estadounidenses y extranjeras, según el Departamento de Comercio.

El crecimiento de la demanda de productos manufacturados estadounidenses, que es otro indicio de fortalecimiento de la actividad económica, sorprendió a los analistas que habían calculado una bajada del 0,4 %.

Fue el quinto incremento registrado en los últimos seis meses.

Además, se supo que la productividad de los trabajadores de Estados Unidos aumentó inesperadamente a un ritmo anual del 2,6 % en el último trimestre de 2010.

No obstante, el presidente de la Reserva Federal (FED), Ben Bernanke, advirtió de que aunque la recuperación se afianzará en 2011, el elevado desempleo y la baja inflación hacen que la economía estadounidense todavía necesite la ayuda del banco central.

Bernanke dijo que hasta que no haya un "periodo sostenido de una fuerte creación de empleo", el banco central no podrá considerar que la recuperación está "verdaderamente" afianzada.