La empresa ha recurrido el auto

Un juez da la razón a Don Simón y obliga a Pascual a retirar sus zumos refrigerados

El Juzgado Mercantil de Burgos ha dictado un auto por el que ordena a Leche Pascual que en el plazo de tres meses deje de comercializar como producto refrigerado su marca "Zumos Pascual" y que elimine el etiquetado en el que figura una recomendación de conservación del producto entre 0 y 6 grados.

Así lo ha indicado en un comunicado J. García Carrión, grupo que interpuso la demanda contra el Grupo Leche Pascual por considerar que esta práctica era constitutiva "de un acto de competencia desleal y de engaño al consumidor".

El auto, al que ha tenido acceso Efe, con fecha 15 de diciembre de 2010 y contra el que no cabe interponer recurso alguno, desestima el recurso que presentó Grupo Leche Pascual y le obliga al cumplimiento de una resolución de junio de 2010 en la que se establecían los términos en los que se debía cumplir la sentencia.

En ella, además del requerimiento de cesar en la citada conducta en el plazo de tres meses, se le obliga a que en lo sucesivo no comercialice como refrigerado su producto de marca "Zumos Pascual" en el lineal de frío de las tiendas, y se le prohíbe incluir en su etiquetado la recomendación de conservación del producto entre 0 y 6 grados, según figura en el auto.

Pascual: la cadena de frío se cumple desde 2008

Grupo Leche Pascual ha presentado un recurso de reposición, que está pendiente de resolución, ante el auto del Juzgado de lo Mercantil de Burgos que da la razón a J. García Carrión (Don Simón) y obliga a la retirada de los zumos Pascual del lineal de frío de todos los establecimientos en el plazo de tres meses.

En todo caso, la compañía, que además tiene recurrido este conflicto ante el Tribunal Supremo, ha cumplido ya el "presupuesto objetivo" del fallo, al mantener la cadena de frío en el transporte y la comercialización de su zumo refrigerado desde 2008, según informaron a Europa Press en fuentes de Zumos Pascual.

En marzo de 2009, el Juzgado de lo Mercantil de Burgos desestimó una demanda de García Carrión sobre la comercialización de Zumos Pascual en la categoría de refrigerados y, posteriormente, la Audiencia Provincial de Burgos estimó el recurso presentado por la firma murciana contra la resolución en primera instancia.

Este último fallo, según las mismas fuentes, está recurrido por Pascual, por lo que el Tribunal Supremo "decidirá sobre dos sentencias contradictorias".