Se ha modificado el contrato de integración

Caja Madrid y Bancaja traspasan sus activos bancarios al nuevo banco

Los Consejos de Administración de las siete cajas de ahorros que forman el Banco Financiero y de Ahorros han aprobado, en el marco de su integración, transferir los activos y pasivos de su negocio bancario minorista a la nueva entidad.

Según un comunicado remitido por el Grupo formado por Caja Madrid, Bancaja, Caja Insular de Canarias, Caixa Laietana y las cajas de Ávila, Segovia y La Rioja, el Banco Financiero y de Ahorros cede, a su vez, la gestión de dichos activos y pasivos a las entidades, por lo que éstas mantienen "su naturaleza de entidades de crédito".

De este modo, los clientes de las siete cajas podrán continuar con sus operaciones habituales, ya que las entidades ejercerán las facultades de gestión sobre la actividad del negocio minorista, con su marca, en sus territorios de influencia.

Así, Caja Madrid gestionará el negocio minorista del Grupo en la Comunidad de Madrid y de Castilla-La Mancha; mientras que Bancaja lo hará en la Comunidad Valenciana y Baleares; La Caja de Canarias, en Islas Canarias; Caja de Ávila, en la provincia de Ávila y Caixa Laietana, en la de Girona y Barcelona (excepto el municipio de Barcelona). Caja Segovia, por su parte, lo hará en la provincia de Segovia y Caja Rioja, en su región.

Asimismo, Caja de Ávila tendrá responsabilidad sobre la gestión de Salamanca, y Caja Segovia sobre la gestión de Valladolid. Por su parte, en el municipio de Barcelona, Caja Madrid, Bancaja y Caixa Laietana mantendrán sus propias marcas.

Según explicaron las entidades, este modelo de integración permitirá reforzar la solvencia del Grupo y hacer "eficaz y real en los mercados el compromiso de solvencia adquirido, contribuyendo así a restaurar la confianza de los mercados e inversores en la economía española".

El traspaso de los activos y pasivos al Banco se enmarca en el modelo de integración desarrollado por el Grupo, a través del cual las siete cajas unifican sus políticas financieras y comerciales y "mutualizan" el 100% de los beneficios.

De este modo, el nuevo Grupo funciona como una única entidad, que es el tercer banco del país por tamaño, con 340.000 millones de euros por volumen de activos, y el primero por volumen de negocio en banca comercial y de empresas en España.

El Banco Financiero y de Ahorros, con sede social en Valencia y la operativa en Madrid, comenzó a operar el 1 de enero.

Según indicó el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), para poder llevar a cabo el traspaso del negocio minoristas al citado banco, las cajas han tenido que modificar el contrato de integración.

El martes 25, el Consejo de Administración de Bancaja ya aprobó la cesión de los activos y pasivos del negocio minorista al Banco, un día después que el de Caja Madrid.