A través de su filial ScottishPower

Iberdrola construirá una planta de ciclo combinado en Reino Unido

La filial escocesa de Iberdrola, ScottishPower, acaba de recibir la autorización del Gobierno británico para construir una nueva central de ciclo combinado de 1.000 MW de capacidad en Reino Unido, concretamente, la central de Damhead Creek II, al sureste de Inglaterra.

Con esta autorización, la eléctrica va a iniciar el estudio de viabilidad del proyecto, que supondrá una inversión de alrededor de 581 millones de dólares durante los tres años que duraría la construcción de los dos grupos de la nueva instalación.

Asimismo, a lo largo del periodo de desarrollo de Damhead Creek II, si es que finalmente se decide llevar adelante la iniciativa, se crearían aproximadamente 1.000 puestos de trabajo temporales, que se traducirían en unos 60 fijos cuando la instalación entrara en funcionamiento, según la compañía.

Este nuevo ciclo combinado de ScottishPower podría incorporar una planta de captura de CO2 y se ubicaría en unos terrenos colindantes a la central de gas de Damhead Creek I, de casi 800 MW de potencia, construida en el año 2001 y adquirida en 2004 por la filial de Iberdrola.

IBERDROLA 11,47 -0,43%

Según una nota de Iberdrola, esta iniciativa se enmarca en la estrategia del grupo para todo el mundo, "centrada en el desarrollo de aquellas instalaciones de generación de energía eléctrica con menores emisiones a la atmósfera y más respetuosas con el medio ambiente: hidroeléctricas, parques eólicos, plantas nucleares y centrales de gas con instalaciones anexas de captura de CO2".

Inversión en México

La eléctrica anunció ayer que va a construir una planta de cogeneración y un parque eólico en México por 365 millones de dólares. Así lo comunicó en Davos, tras la reunión entre su presidente, Ignacio Sánchez Galán, con el mandatario mexicano, Felipe Calderón.