El Ejército apoya a la Policía en las calles

El toque de queda se impone en Egipto

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, ha decretado el toque de queda en todas las ciudades y también ha ordenado al Ejército que apoye a la Policía para garantizar la seguridad. Al menos hay cinco personas fallecidas y 870 heridos.

Hasta el momento hay al menos cinco fallecidos y cerca de 870 heridos en las manifestaciones que se están produciendo en El Cairo con el Gobierno Mubarak, de los cuales 420 han tenido que ser hospitalizados y el resto han sido atendidos en la calle. Algunos de los heridos presentan heridas de bala.

El anuncio del toque de queda se hizo poco antes de las 16.30 hora española, al comenzar la noche en Egipto, después de una jornada de intensos enfrentamientos entre agentes policiales y manifestantes en las calles de El Cairo y otras ciudades del país.

En las protestas, que inicialmente exigían reformas políticas en Egipto, han derivado en la petición para que Mubarak, en el poder desde 1981, renuncie al cargo. El comunicado oficial dice textualmente: "Debido a que algunas provincias han sido escenario de acciones de violencia, infracciones a la ley, saqueo, incendio, destrucción y ataques a las propiedades públicas y privadas, incluidos algunos bancos y hoteles, el gobernador militar ha ordenado el toque de queda en las provincias de el Gran Cairo, Alejandría y Suez, desde las 17.00 hora española a las 06.00 horas y hasta nuevo aviso".

"Asimismo, el gobernador militar emitió un decreto para que las Fuerzas Armadas colaboren con la Policía a cumplir con esta resolución y mantener la seguridad, y proteger los servicios públicos y propiedades particulares", se dice en el comunicado.

Arde la sede del partido de Mubarak

Las llamas han consumido de momento la sede central del Partido Nacional Democrático (PND) del presidente Mubarak, que todavía no ha comparecido en público para realizar una primera valoración de los incidentes, tal y como estimaban algunos medios internacionales nada más imponerse el toque de queda hace más o menos una hora.

Junto a la sede de la formación política también se tiene constancia de incendios en una comisaría y varios coches de policía, según las imágenes divulgadas por la cadena panárabe Al Yazira, sin que ningún camión de bomberos haya hecho acto de presencia para contener las llamas, que se extienden peligrosamente hacia el Museo Nacional, donde se encuentran los restos del faraón Tutankamón, un tesoro nacional.