Con condiciones

El Gobierno de EE UU aprueba la compra de NBC por Comcast

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) aprobó hoy el acuerdo de compra de NBC Universal por parte de Comcast, la mayor proveedora de televisión por cable en EE UU, que dará origen a un gigante del sector audiovisual e internet.

La votación, decidida por cuatro votos a favor y uno en contra, determina que la fusión de NBC Universal y Comcast es de "interés público nacional", aunque exige al proveedor de cable una serie de condiciones para permitir el acceso "justo" de empresas competidoras a su red.

Las condiciones incluyen que Comcast ofrezca los contenidos de NBC a empresas competidoras en términos razonables y que permita el uso sin discriminación a otras empresas de su red nacional de internet, entre otros.

Tras conocerse el fallo, el presidente de la FCC, Julius Genachowski, expresó en una nota de prensa que estas condiciones, que calificó de "firmes y justas", aseguran que se mantenga la competitividad con el objetivo de estimular la innovación en el sector.

Además, Genachowski afirmó que, según los términos del acuerdo, se promoverá la "instalación de banda ancha en comunidades y escuelas, y se fomentará la cobertura de noticias, la televisión infantil y la programación en español".

En diciembre, el presidente de la FCC justificó la aprobación del acuerdo porque añadiría más de 1.000 horas de programación de informativos, contribuiría con 20 millones de dólares a fondos para minorías y ofrecería un servicio de banda ancha de internet para los hogares de bajos recursos.

Entre ambas compañías dispondrían de 16,7 millones de suscriptores de internet, 23 millones de clientes de televisión por cable y diversos canales de televisión como MSBNC y CNBC, entre otros.

El acuerdo también ha sido aprobado hoy por el Departamento de Justicia, requisito complementario para la ratificación definitiva.

El único votante en contra del acuerdo, el comisario demócrata Michael J. Copps, argumentó su rechazo porque, a su juicio, la compañía resultante de la fusión concentra demasiado poder.

En diciembre de 2009 Comcast acordó adquirir una participación mayoritaria de las redes NBC y Telemundo, 24 canales de cable y el estudio cinematográfico y los parques de diversiones de NBC Universal, propiedad del conglomerado financiero-industrial General Electric (GE).

La firma cerró la operación para adquirir el 51% de NBC Universal, con el pago a GE de 6.500 millones de dólares en efectivo y 7.250 millones en activos, en un acuerdo que valoró a NBC en 30.000 millones de dólares.