Reforzará su código de buenas prácticas

La SGAE promete más transparencia para corregir su mala imagen actual

Teddy Bautista, presidente ejecutivo de la SGAE, anunció ayer un programa de cambios para la Sociedad General de Autores, que se desplegará a lo largo de este año y que busca una mayor transparencia de la entidad. La SGAE reforzará su código de buenas prácticas, en línea con las recomendaciones de la Comisión Nacional de Competencia (CNC), y nombrará un defensor del cliente.

Nuevos tiempos para la SGAE. Teddy Bautista anunció ayer un decálogo de actuaciones para el periodo 2011-2014, con el que la entidad de gestión pretende adaptarse a los nuevos retos de internet e intentar mejorar su imagen de cara a la sociedad. El programa viene marcado, según avanzó el presidente de la Sociedad de Autores, por una voluntad de transparencia y un mayor control de sus actividades.

El anuncio, no obstante, tiene lugar en medio de un duro debate sobre propiedad intelectual. Hoy martes finaliza el plazo de enmiendas de la ley Sinde en el Senado, y los grupos de trabajo para estudiar la reforma del canon digital mantendrán este martes otra reunión.

Con este contexto de fondo, Bautista dejó claro durante su intervención en el Foro de la Nueva Cultura, organizado por Nueva Economía Fórum, que la entidad de gestión no piensa realizar ninguna acción penal contra usuarios individuales en el ámbito digital, "solamente contra estructuras empresariales organizadas y donde el nivel de infracción resulte masivo".

La SGAE planea poner en marcha en el primer trimestre del año un Código de Buenas Prácticas, de acuerdo con las recomendaciones hechas por la CNC, en todo lo referente a las relaciones con los empresarios que quieran utilizar el repertorio sujeto a derechos de autor. "Estamos trabajando desde el Instituto de Ibercrea para que sea una acción coordinada con las entidades de gestión colectiva", dijo.

Igualmente, el decálogo anunciado contempla la creación de un defensor del cliente; la entidad buscará también una mayor transparencia en el sistema de reparto de lo recaudado por los derechos de la propiedad intelectual, con una explicación detallada de las reglas, y solicitará que la Administración Pública, a través de la agencia de evaluación Aeval, continúe haciendo auditorías sobre la gestión anual de la SGAE, "en línea con lo ya realizado en 2010". Otra de las medidas contempladas tiene que ver con la sentencia judicial emitida por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea el año pasado sobre el canon digital. A tal fin, Bautista señaló que la SGAE buscará un acuerdo con las otras entidades que gestionan los derechos de autor para crear una única sociedad y adaptarse, así, a los requerimientos de la justicia en el derecho de copia privada.

Por último, la SGAE intentará reforzar las competencias de la comisión intelectual "para reducir la litigiosidad importante que ahora existe". Finalmente, después de exponer la necesidad de que los esquemas de la industria cultural española se adapten a internet, Bautista defendió la idea de que, a corto plazo, la cultura se consolide como política de Estado y "que los derechos de los autores puedan convivir con la sociedad civil".

"Estamos en un proceso de cambio, y si es necesario salir a una plaza pública a buscar una reconvención general, no tenemos problema en hacerlo", dijo Bautista, "una de las personas más insultadas en la red", según dijo durante su presentación Enrique Barón, presidente de la Fundación Europea para la Sociedad de la Información y presentador del acto.

"Confío en que habrá consenso en la 'ley Sinde"

Teddy Bautista se mostró confiado en que los partidos políticos llegarán a un consenso en la tramitación en el Senado de la polémica ley Sinde, incluida en la Ley de Economía Sostenible. "Se está trabajando en ello. España necesita esta Ley de Economía Sostenible y esa disposición final para desarrollar el ecosistema cultural; no es un lujo", resaltó. Según Bautista, el fracaso de la ley en el Congreso tuvo que ver con "la tensión política" que vive el país.

Acerca del papel jugado por el Partido Popular (PP) en ello, Bautista no entró a criticar directamente su postura y se limitó a señalar que "el juego político es así". Pero sí recordó la etapa del PP en el Gobierno central para señalar que, cuando este partido estuvo gobernando, defendió los temas de propiedad intelectual con sentido común y se alineó con la lógica europea. "Ahora hay que hacer lo mismo, no queda más remedio porque puede llegar una directiva europea que descreste todo lo que se aleja del Derecho Comunitario".

A juicio de Bautista, si no se lucha contra la piratería "se desvertebra el Estado de Derecho". Bautista subrayó que nadie se salva de la piratería. "Los libros ya son víctimas y la industria de los videojuegos perdió 4.000 millones el año pasado. Los siguientes serán los productos farmacéuticos", avanzó el presidente de la SGAE.

La cifra

30 veces menos es lo que recauda el portal legal de música iTunes en España frente a Reino Unido, porque "no hay reglas de juego claras", dice Bautista.