Diseñado para motivar a los enfermos crónicos

Un oso que detecta el estado de ánimo

Los laboratorios de Fujitsu han desarrollado un oso-robot que detecta el estado de ánimo de las personas y reacciona para cambiarlo, informaron fuentes de esta empresa.

Oso-robot de Fujitsu
Oso-robot de Fujitsu

El robot, que todavía está en fase de pruebas, está diseñado para motivar a los niños y estimular a los ancianos con problemas sicológicos o enfermedades crónicas graves. El oso cuenta con 12 sensores distribuidos por todo el cuerpo con los que reacciona a las caricias.

En la cabeza tiene un sensor de inclinación interna, un micrófono y una cámara en la nariz que identifica a las personas.

El robot capta información del entorno y el estado emocional del usuario ante lo que responde a través de 300 comportamientos preprogramados físicos y de audio.

Según informa Fujitsu, el oso puede reír, llorar, estornudar, mover las patas, las orejas, las cejas y la boca, así como inclinar la cabeza en varias direcciones.

Tiene un sintetizador de voz que reproduce algunas frases que se corresponden con la capacidad para hablar de un niño de tres años.

El prototipo forma parte del programa Human Centric que se basa en el ser humano como centro de innovación tecnológica.