Condena de la AMF

La inversora Wendel tendrá que pagar 1,5 millones de euros de multa

La Autoridad de los Mercados Financieros (AMF) condenó a la inversora Wendel y a su ex máximo responsable, Jean-Bernard Lafonta, a pagar una multa cada uno de 1,5 millones de euros por defecto de información en su entrada en el capital de Saint-Gobain hace tres años.

La AMF decidió, asimismo, liberar de toda sospecha al Deutsche Bank París, filial del banco alemán, que participó en la operación de entrada de la sociedad inversora en el capital del líder mundial del hábitat y de las soluciones innovadoras en la concepción y distribución de materiales de construcción, informó el diario económico "L'Expansion" en su página Web.

Wendel y Lafonta fueron condenados por "defecto de información del mercado sobre la preparación" de la adquisición por parte de Wendel del 21 % del capital en el capital de Saint Gobain, precisó.

La AMF, que abrió una investigación en 2008, tomó su decisión el pasado 13 de diciembre, mediante la Comisión de sanciones, pero sólo la divulgó hoy.

Wendel entró por sorpresa en el capital de Saint-Gobain anunciando en un principio poseer el 5 % del capital, que luego incrementó en unos meses hasta el 21%.

Según el diario económico "L'Expansion", el 1 de enero de 2011, Wendel controlaba el 17,50% del capital del grupo constructor.

El consejo de vigilancia de Wendel está presidido por el ex presidente de la patronal francesa Ernest-Antoine Seillière.