El coste de los productos se ha incrementado hasta un 15%

Morales amenaza con suspender las operaciones de Coca-Cola en Bolivia por subir los precios

El Gobierno de Evo Morales ha amenazado con sancionar o suspender las operaciones de Coca Cola en Bolivia por haber incrementado hasta un 15% los precios de sus productos, lo que obligó a las autoridades a iniciar una investigación en las finanzas de la empresa encargada de embotellar las gaseosas.

La Autoridad de Fiscalización y Control Social de Empresas auditará este lunes a la compañía Embol, que embotella las bebidas que comercializa Coca Cola en Bolivia. En caso de que hallen irregularidades en sus finanzas, el Estado procederá a multar o suspender sus actividades, dependiendo de la infracción.

El director ejecutivo de la Autoridad, Oscar Cámara, ha reconocido que el Gobierno "tendrá problemas" con estas investigaciones. "No estoy hablando de una empresa de la esquina, estoy hablando de una empresa transnacional", ha afirmado este domingo en declaraciones a medios oficiales.

Embol ha justificado el incremento de entre 8 y 15% de los productos que comercializa Coca Cola en Bolivia alegando un incremento en los precios de las botellas de plástico y del azúcar.

Cámara, no obstante, ha asegurado que no existe "razón alguna" que justifique esta decisión porque el precio del azúcar "no ha subido" ni tampoco "la electricidad ni el agua". Además, ha recordado que Embol adquirió el año pasado varias hectáreas de azúcar a un determinado precio, lo que además pudo favorecer a la escasez de ese producto en el mercado local.

La auditoría, sin embargo, permitirá determinar si Embol ha incurrido en alguna irregularidad. "Si corresponde sancionar económicamente, lo haremos. Si corresponde sancionar administrativamente, que es la cancelación de la matricula comercial, lo vamos hacer y no nos va temblar la mano", ha enfatizado.