En los cuatro primeros meses de 2011

Novacaixagalicia cerrará 90 oficinas, la mitad fuera de Galicia

Novacaixagalicia prevé cerrar 90 oficinas, la mitad fuera de Galicia, en los cuatro primeros meses del año, según ha trasladado este viernes a los representantes sindicales.

La entidad ha concretado que, con esta primera fase de reestructuración, el total de oficinas afectadas -teniendo en cuenta también aquellas que asuman el negocio de las clausuradas- es de 173 y el número de empleados, de 450.

En un comunicado, la caja ha señalado que al término de esta primera fase, que durará hasta abril, la entidad tendrá 1.284 oficinas, de las que el 61% estará en Galicia. Así, ha destacado que Novacaixagalicia podrá dar cobertura al 98% de la población y estará presente en más de 280 ayuntamientos. En 80 de ellos, ha indicado, será la única entidad implantada.

Fuentes sindicales han explicado a Europa Press que, dentro de esta primera fase, dos grupos de 20 pares de oficinas -40 en total- se cerrarán de forma inmediata, en el mes de febrero. En estos casos, de los que sólo tres están en Galicia, se producen solapamientos, es decir, hay una oficina de Caixa Galicia y otra de Caixanova, por lo que una de ellas se cierra y la otra asume el trabajo de ambas.

En la relación de las 173 sucursales que se verán afectadas en el primer cuatrimestre del año, "hay muchas de fuera" de la comunidad gallega, ha destacado el portavoz de UGT en esta materia, José Ramón de Pliego-Valdés. Entre las que están en Galicia, destacan las ubicadas en la provincia de Ourense, que es en la que se dan más "duplicidades". En este sentido, el representante de CC.OO., Luis Mariño, ha apuntado que hay muchas localidades pequeñas con una sucursal de cada una de las cajas que tomaron parte en la fusión y solo quedará una.

Mariño ha trasladado que el sistema para la unión de oficinas no convence al sindicado, que preferiría una "integración total desde el primer momento" y ha agregado que los empleados deben trabajar con las dos plataformas informáticas, a la espera de que sean unificadas -se mantendrá el sistema de Caixa Galicia-.

En cambio, ha valorado que "la gente va a saber su situación con más de un mes de antelación", dado que la caja se ha comprometido, según manifiesta en el comunicado, a entrevistarse con los cerca de 450 trabajadores que se verán afectados en esta primera fase, con el objetivo de "conocer las motivaciones y necesidades" del personal, que conocerá su destino "con antelación suficiente".

"Esto da tranquilidad", ha coincidido De Pliego-Valdés, que ha afirmado que una de las reclamaciones de UGT fue que se hablase con los trabajadores y se les ofreciesen las opciones que tienen.

Novacaixagalicia ha subrayado que "todos los ajustes necesarios" que prevé realizar este año -en principio, las 300 oficinas que se cerrarán lo harán en 2011- "se consensuaron con el Banco de España" y "están en línea con la redimensión" del sector financiero, que tiene una "sobrecapacidad" de entre el 20% y el 30%.

Prejubilaciones

Además, la caja ha informado de que más de 600 empleados se han inscrito hasta el momento en el proceso de prejubilaciones, lo representa la mitad del objetivo fijado en el acuerdo laboral. El plazo finaliza el 28 de febrero.

Asimismo, Novacaixagalicia ha señalado que el próximo lunes se alcanzará el centenar de trabajadores que han hecho efectiva su salida de la entidad.

A la reunión han acudido, por parte de la caja, el responsable de Personal, Rubén Martínez; el de integración informática, Eduardo Aldao; así como Carlos Andrade, de Comercial y Benito Couceiro y Francisco Mateo, de Relaciones Laborales.