Espera un crecimiento del 1,3% en 2011

Economía descarta una elevada inflación con estancamiento económico

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, ha descartado hoy que en 2011 se pueda producir un escenario de elevada inflación unido a un estancamiento de la economía, lo que se conoce como "estanflación", entre otras cosas porque el Gobierno no prevé que la economía siga estancada en 2011.

En una rueda de prensa para valorar el dato del IPC, Campa ha recordado que las estimaciones del Ejecutivo apuntan a un crecimiento del 1,3% en 2011, y ha explicado que la tasa de inflación del 3% en 2010 se debió en buena medida a la volatilidad de los componentes energéticos y a una cuestión coyuntural, como es la subida de impuestos.

En este sentido, ha dicho que el aumento del IVA en julio resta cinco décimas a esa tasa del 3% y que la subida impositiva del tabaco restaría alguna décima, aunque ha explicado que el Gobierno aún no ha hecho ese cálculo.

Asimismo, ha subrayado que la subida al 1,5% de la tasa de inflación subyacente -que excluye los precios energéticos y de los alimentos- no es "muy sustancial", teniendo en cuenta que esta sí incluye la subida del tabaco y los incrementos impositivos. Todo ello, ha afirmado, "elimina la hipótesis de estanflación".

Por otra parte, Campa ha destacado que el repunte de la inflación no debe entenderse como una reducción de la competitividad de los productos españoles, puesto que los cambios impositivos no afectan a las exportaciones y la evolución del componente energético es más o menos homogéneo para todos los mercados.

Ha destacado que los últimos datos disponibles muestran que los precios de los bienes industriales y los costes laborales apenas están subiendo, y ha insistido en que la inflación se debe a la componente final del precio de consumo.

En este sentido, ha agregado que es deseable que la volatilidad del IPC por la energía no provoque efectos de segunda ronda en los precios de bienes finales.

La CEOE consideraría un "grave error" actualizar los salarios con el IPC de Diciembre

La CEOE cree que sería "un grave error" tomar como referencia el IPC de un mes concreto como diciembre (3% en tasa interanual), para la actualización de rentas y salarios, ya que la cifra no se corresponde con la evolución de los precios internos de la economía española.

"Si descontamos de la inflación el efecto del incremento del petróleo y de las subidas impositivas, ésta sería prácticamente nula", ha señalado la CEOE en un comunicado, donde ha asegurado que el repunte de diciembre no se corresponde con la evolución de la demanda interna, que sigue siendo negativa.

De cara al futuro, la organización empresarial espera que la inflación se modere en los próximos meses, sobre todo en la segunda mitad del ejercicio, a no ser que se produzcan subidas impositivas adicionales o que el precio del petróleo continúe su senda alcista.

Ep