El actual ya tiene un volumen superior a los 13.000 millones

El Tesoro podría subastar un nuevo bono a tres años en los primeros meses del año

El Tesoro Público considera "probable" la posibilidad de sacar un nuevo bono a tres años en los primeros meses del año, ya que el actual ya ha alcanzado un volumen superior a los 13.000 millones de euros, muy cerca del objetivo de unos 16.500 millones.

Así consta en la estrategia de emisión de los valores del Tesoro, donde el organismo explica también que, en la primera mitad del año, se renovarán dos de las líneas de referencia a largo plazo: las obligaciones a 10 y 15 años.

En total, el Tesoro Público realizará emisiones netas por valor de 47.214 millones de euros este año para cubrir sus necesidades financieras efectivas, lo que supone un descenso del 24% en comparación con el total emitido en 2010.

Estas necesidades se corresponden con la suma del déficit de caja del Estado para 2011 (44.036 millones), menos la variación de activos financieros prevista para el ejercicio (410 millones), más los 3.588 millones del pago derivado del préstamo a Grecia en 2011. Así, la ayuda a Grecia supondrá un 7,6% del total de las necesidades de financiación.

El organismo cubrirá estas necesidades con subastas de instrumentos a medio y largo plazo (bonos y obligaciones) por un valor bruto de 93.800 millones (47.200 millones en neto), ya que el importe de las emisiones de letras igualará a las amortizaciones y dará como resultado una emisión neta nula de este tipo de instrumento. Así, la deuda neta en circulación emitida por el Tesoro cerrará el año en 588.000 millones.

La subasta seguirá siendo el principal método de emisión de bonos y obligaciones, mientras que las sindicaciones quedarán reservadas a las emisiones de referencias a largo plazo (10,15 y 30 años), especialmente en sus primeros tramos.

Como novedad, el anuncio trimestral de las referencia a subastar pasará a ser mensual para adaptar la emisión a las necesidades del mercado. Además, el Tesoro podrá añadir nuevas referencias a las anunciadas para dotar al organismo de mayor flexibilidad, ya que, actualmente se subastan un máximo de dos referencias en un mismo día. Esta cifra podría incrementarse en 2011 para dar más liquidez a la curva de la deuda del Estado.

Las fechas de las subastas, tanto de letras como de bonos y obligaciones no experimentarán cambios y el anuncio de los objetivos de emisión seguirá siendo el lunes previo a cada subasta.

En cuanto a los vencimientos, el primero de bonos y obligaciones de 2011 tendrá lugar en el mes de abril, coincidiendo con importantes ingresos tributarios. En julio y octubre se producirán los restantes vencimientos, ya que el Tesoro hace coincidir los vencimientos de los bonos y las obligaciones con los meses de mayores ingresos.

Cifras de 2010

En 2010, las medidas de austeridad fiscal implementadas para consolidar el ajuste de las cuentas públicas ha dado lugar a menores necesidades de financiación, lo que ha permitido reducir las emisiones en 14.700 millones en comparación con lo estimado a principios de año.

Así, la emisión neta del año ha sido de 62.100 millones frente a los 76.800 estimados al inicio de año, un 19,1% menos. Con todo, la deuda neta en circulación emitida por el Tesoro cerró el año en 540.800 millones de euros, un 2,2% menos que lo previsto inicialmente (553.000 millones de euros).