A un precio mayor

æpermil;xito en la primera subasta del año: el Tesoro coloca el máximo previsto en bonos

El Tesoro Público ha colocado 2.999,8 millones de euros en bonos a cinco años en la primera subasta del año, por lo que ha logrado cumplir sus expectativas, ya que esperaba colocar entre 2.000 y 3.000 millones en esta emisión. El tipo de interés medio, sin embargo, ha sido del 4,542% frente al 3,576% de la subasta del 4 de noviembre.

El Tesoro Público ha colocado 2.999,8 millones de euros en bonos a cinco años en la primera subasta del año, por lo que ha logrado cumplir sus expectativas, ya que esperaba colocar entre 2.000 y 3.000 millones en esta emisión. El tipo de interés medio, sin embargo, ha sido del 4,542% frente al 3,576% de la subasta del 4 de noviembre.

Por su parte, el tipo marginal se ha situado en el 4,590%, el más elevado desde julio de 2008 y un 27,5% más alto que en la última emisión de esta denominación, que fue del 3,60%.

La demanda ha sido de 2,1 veces frente a 1,6 veces de la anterior subasta. Y es que tal y como ha sucedido en las subastas celebradas por el Tesoro en los últimos meses, la demanda -6.307,91 millones de euros- ha superado ampliamente tanto el importe finalmente adjudicado como el inicialmente previsto.

En la anterior subasta de bonos a cinco años, que el Tesoro español celebró el pasado 4 de noviembre, se adjudicaron 3.386,69 millones de euros con un interés marginal del 3,601%, seis décimas por encima del 2,997% de la anterior puja.

La buena aceptación de la emisión española se suma al éxito obtenido esta semana por Grecia y Portugal con sus respectivas subastas, que disipa en parte la desconfianza de los mercados y confirma que España puede seguir financiándose en los mercados sin necesidad de acudir a la ayuda europea y que Portugal podría eludir el rescate.

El martes el Gobierno griego colocó 1.950 millones de euros en letras con una rentabilidad del 4,9%, ligeramente por encima del 4,8 % anterior pero muy inferior a lo esperado por los analistas.

Por su parte, Portugal superaba ayer con éxito la emisión de 1.249 millones de euros en deuda soberana con un interés del 6,71 %, menor que en la anterior operación de este tipo, y con una demanda tres veces mayor a la oferta.

A la relajación de las primas de riesgo país y la buena colocación de las emisiones de los países periféricos de la zona del euro, muy cuestionados en los últimos días, ayudaban las declaraciones de distintos responsables de la Unión Europea.

El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, rechazó ayer la posibilidad de que los problemas de financiación vayan a llegar a España, en tanto que el presidente de la Comisión, Durao Barroso, abogó por ampliar la capacidad del fondo de rescate para países con problemas de financiación.

Tres subastas más en enero

Esta ha sido la primera prueba a la que se ha sometido la confianza española en los mercados, pero durante el mes de enero se realizarán otras tres subastas. La primera tendrá lugar el día 18, con la emisión de letras a 12 y 18 meses, seguida de una subasta de obligaciones a 10 años el 20 de enero y de una emisión de letras a tres y seis meses el 25 de enero.

Para el conjunto de 2011, el Tesoro Público espera realizar emisiones netas por valor de 47.200 millones de euros en el año 2011, un 24% menos que en 2010, para cubrir sus necesidades financieras efectivas.

Estas necesidades se corresponden con la suma del déficit de caja del Estado para 2011 (44.036 millones), menos la variación de activos financieros prevista para el ejercicio (410 millones), más los 3.588 millones del pago derivado del préstamo a Grecia en 2011. Así, la ayuda a Grecia supondrá un 7,6% del total de las necesidades de financiación.

El organismo cubrirá estas necesidades con subastas de instrumentos a medio y largo plazo (bonos y obligaciones) por un valor bruto de 93.800 millones (47.200 millones en neto), ya que el importe de las emisiones de letras igualará a las amortizaciones y dará como resultado una emisión neta nula de este tipo de instrumento.

La valoración de los analistas

Los analistas esperaban un buen resultado en este subasta en términos de demanda. Desde Intermoney, el economista jefe, José Carlos Díez, ya había adelantado una buena emisión tras los resultados de los países periféricos, el respaldo dado por China a la deuda española y la intención de la Comisión Europea de mejorar los planes de ayuda para los países con dificultades.

Desde IG Market, la analista Soledad Pellón ha valorado "positivamente" la emisión, al asegurar que la rentabilidad ha crecido "muy poco", ya que se esperaba que subiera hasta el 4,8%. "Esta es la primera noticia positiva y la segunda es el fuerte apoyo que ha tenido", ha señalado Pellón, tras recordar que la demanda ha sido "muy alta".

Así, ha considerado "un éxito" la subasta de bonos a cinco años, que además ha permitido repuntar al Ibex y ha relajado los spreads de deuda de Portugal, España, Italia y Bélgica. "Parece que por fin los apoyos a los problemas europeos van al unísono, mostrando mayor fuerza que en momentos previos a las quiebras de Grecia e Irlanda", ha señalado.