Se destinaron a otras empresas

CCOO sospecha que Nueva Rumasa desvió los 15 millones de la planta de Mahón

La Federación Agroalimentaria de CCOO sospecha que los 15 millones de euros por los que Nueva Rumasa hipotecó en enero de 2010 las instalaciones de la planta de Quesería Menorquina de Mahón (Menorca) fueron invertidos en otras empresas propiedad de la familia Ruiz-Mateos, según ha señalado el secretario general de esta federación, Jesús Villar.

El dirigente sindical ha denunciado este jueves que la actuación se realizó "de espaldas al Gobierno balear y de los trabajadores de la fábrica".

"Es injustificable que, tras esta medida, estemos sufriendo una falta de liquidez", ha lamentado Villar, quien ha considerado que la decisión del grupo de la familia de Ruiz-Mateos de hipotecar el activo inmobiliario de Quesería Menorquina fue "irresponsable y negligente".

En este sentido, el secretario de la Federación Agroalimentaria del sindicato ha criticado que Nueva Rumasa no ha dado detalles sobre los movimientos de esta operación y, por ello ha revelado las sospechas de CCOO acerca de la posibilidad de que los 15 millones fueron desviados empresas del grupo. "Este dinero se debería haber utilizado para no llegar a la situación en la que nos encontramos ahora", ha puntualizado.

"CCOO confía plenamente en que Quesería Menorquina es una empresa viable e imprescindible para la economía de Menorca y de Baleares", ha remarcado Villar. Por lo tanto, ha indicado que el comité de empresa continuará trabajando "con toda su energía" para reflotar la empresa.

Por otro lado, Villar ha exigido al Ejecutivo autonómico, al Consell de Menorca y a Kraft Foods que se comprometan de manera "sólida" para reflotar la empresa, así como para conseguir la entrada de un nuevo operador solvente.

"Todos ellos fueron actores de la venta de la planta a Nueva Rumasa y por ello tienen la obligación moral de implicarse en estos momentos para encontrar una solución", ha indicado.

"Hacemos este llamamiento público para que se tomen medidas rápidas. Ponemos en su tejado la resolución inmediata de esta situación", ha matizado el secretario de la Federación Agroalimentaria de CCOO.

Asimismo ha reclamado que los problemas de liquidez a los que se enfrenta la fábrica mahonesa "no sean utilizados de forma partidista". "No queremos buscar responsabilidades sino que estamos empeñados en encontrar soluciones", ha recalcado Villar.