Palabras del ministro de Finanzas

Alemania considera irreal el debate sobre la capacidad del fondo de rescate

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, calificó hoy de irreal, "artificial" y "superficial" el debate sobre la capacidad del actual fondo de rescate para atender las necesidades de los países de la Eurozona más endeudados.

"El debate sobre si el fondo de rescate europeo alcanzará o no alcanzará no es muy realista", aseguró Schäuble en un encuentro con periodistas extranjeros en el que evitó sumarse a las especulaciones sobre una posible ampliación.

A continuación subrayó que los 750.000 millones de euros del actual mecanismo de rescate temporal se encuentran totalmente "a disposición" del país de la zona del euro que los precise.

Schäuble señaló que "aún no se ha discutido" a nivel comunitario el volumen final que tendrá el mecanismo de ayudas financieras permanente que sustituirá a mediados de 2013 al actual fondo de rescate, acordado tras la crisis griega y aplicado por primera vez con Irlanda.

No obstante, el ministro de Finanzas alemán apuntó que la Unión Europea (UE) presentará el próximo mes de marzo un "paquete global" para atajar la crisis en el que se detallarán las características del mecanismo de rescate permanente.

Schäuble, sin embargo, avanzó que este mecanismo sólo servirá para atender los requerimientos financieros de los países miembros de la zona del euro y nunca para aliviar las deudas de bancos privados.

Además, se mostró "satisfecho" por las exitosas colocaciones de deuda pública de España y Portugal esta semana por su "efecto estabilizador".

El ministro aprovechó para recalcar que lo verdaderamente necesario en el seno de la Eurozona para evitar futuras crisis es "mejorar la coordinación y la armonización" en las políticas económicas y fiscales de los países miembros y aumentar así la "eficiencia y la competitividad".

Frente a las críticas internas de que Alemania debe asumir las deudas de los países europeos fiscalmente indisciplinados, el titular de Finanzas afirmó que todos los estados miembros de la zona del euro se han beneficiado de la unión monetaria y descartó cualquier "movimiento euroescepticista" dentro del Ejecutivo.

Además, recordó que Alemania tampoco cumplió en 2010 el límite de endeudamiento fijado por el Pacto europeo de Estabilidad y Crecimiento, al cerrar el ejercicio con un déficit público equivalente al 3,5 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB).

De nuevo, Schäuble descartó la posibilidad de emitir títulos de deuda a nivel europeo, los llamados eurobonos, destacando que esta opción, esgrimida por varios miembros de la Eurozona, perjudicaría a Alemania.

"Los eurobonos afectarían a la competitividad de los países porque eliminarían el factor de diferenciación de los tipos de interés de la deuda", argumentó.

Sobre la sucesión de Jean-Claude Trichet al frente del Banco Central Europeo (BCE), el ministro quiso zanjar cualquier tipo de especulación alegando que sería perjudicial para la "estabilidad" de esta institución y negó categóricamente que hubiese un candidato oficial respaldado por el Gobierno alemán.