Entre los más descontentos de la UE

El 86% de los españoles desaprueba la gestión del Gobierno frente a la crisis

El 86% de los españoles cree que el Gobierno no ha actuado de forma eficaz para combatir la crisis económica y financiera, frente al 10% que considera que ha respondido de forma adecuada a las turbulencias.

Los ciudadanos de España son, junto con los de Eslovenia y Letonia, los más descontentos de la UE con el papel de su Gobierno durante la crisis, según una encuesta del Eurobarómetro publicada este miércoles por la Comisión Europea.

En el conjunto de la UE, el 74%de los encuestados desaprueba la gestión de sus respectivos Gobiernos nacionales. Los países cuyas autoridades merecen menos opiniones negativas son Suecia (17%), Luxemburgo (26%) y Alemania (30%), donde el 65% de los ciudadanos respalda la actuación frente a la crisis de la canciller, Angela Merkel.

Entre los grandes países de la UE, el 31% de los franceses aprueba la respuesta de Nicolas Sarkozy, frente al 62 por ciento que la critica. En Reino Unido los porcentajes son del 44% y 48%, respectivamente; y en Italia del 37% y 57%.

En cuanto a los Estados miembros más afectados por las turbulencias, el 83% de los griegos censura la gestión de su Gobierno, que cuenta con el apoyo del 16% de la población. En Irlanda, la proporción es del 83% de rechazo frente a sólo el 9% de apoyo, mientras que en Portugal la opinión se divide entre el 67% en contra y el 24% a favor del Ejecutivo.

Los españoles se encuentran también entre los que más critican la ineficacia de la UE frente a la crisis (58%), por delante incluso de los británicos (54%) y de los franceses (51%). La clasificación la encabezan los griegos (71%), que debieron esperar durante meses la ayuda de la UE por el bloqueo de Alemania.

El 58% de los españoles considera que lo peor de la crisis todavía está por venir, frente al 35% que cree que su impacto en materia de empleo ya ha alcanzado su pico. Los españoles son más pesimistas que la media comunitaria, ya que el 42% de los europeos dice que lo peor ha pasado.