Materias primas

El barril de petróleo de Texas sube un 2,08% y cierra a 91,11 dólares

La cotización del petróleo de Texas subió hoy un 2,08% en la Bolsa Mercantil de Nueva York y cerró la sesión a 91,11 dólares por barril (159 litros), en un día en el continuaban los problemas en un importante oleoducto de Alaska y en el que el dólar se debilitaba frente a otras divisas.

Al concluir la sesión en Nueva York, los contratos de futuros del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en febrero habían sumado 1,86 dólares al precio del lunes y sobrepasaron la cota de los 90 dólares por barril, que había perdido el miércoles pasado.

Los contratos de gasolina para entrega en febrero sumaron hoy dos centavos al precio de cierre del lunes para acabar la jornada a 2,47 dólares por galón (3,78 litros) y los de gasóleo para calefacción también para febrero ganaron cinco centavos al precio anterior y cerraron a 2,6 dólares por galón.

También avanzaron los contratos de gas natural para febrero, rompiendo así con la tendencia bajista de las últimas cuatro jornadas, al sumar nueve centavos al precio de cierre anterior y acabar a 4,48 dólares por cada mil pies cúbicos.

El avance de los precios del crudo y sus derivados se produjo en un día en el que continuaban los problemas registrados en un importante oleoducto de Alaska que tuvo que ser cerrado el pasado sábado por una fuga.

Aunque se espera que sea reabierto a finales de esta semana, el cierre durante estos días ha presionado al alza los precios del petróleo.

También influía en esa apreciación del crudo el descenso de las temperaturas en Estados Unidos, lo que previsiblemente incrementará la demanda energética, así como el debilitamiento del dólar ante otras divisas como el euro, que hoy se cambiaba a 1,2973 dólares, frente a los 1,2954 de la jornada anterior.

El debilitamiento del dólar suele presionar al alza los precios del petróleo y sus derivados ya que, al negociarse en la divisa estadounidense, resultan más atractivos con un "billete verde" debilitado.