Se sitúa en 254 puntos básicos

La deuda se relaja: la prima de riesgo baja de los 260 puntos básicos

El diferencial del bono español a diez año y el alemán para el mismo período se ha moderado hasta los 254 puntos básicos, en línea con el comportamiento del resto de deuda de los países periféricos de la zona euro. La nueva compra de bonos por parte del BCE ha conseguido disminuir la presión sobre la deuda.

La rentabilidad del bono español a 10 años ha bajado hasta el 5,47%, lo que supone que el diferencial se sitúa en los 254 puntos básicos frente a los 276 a los que ha cotizado en algún momento de la jornada de hoy.

La decisión del Gobierno de Japón de comprar alrededor del 20% de los bonos que la zona del euro emitirá a finales de este mes no había conseguido disminuir la presión sobre el mercado de deuda y no despejaba la desconfianza de los inversores.

Sin embargo, la colocación de letras a seis meses de Grecia por 1.900 millones de euros a una rentabilidad menor a la esperada por el mercado y la constatación de que el Banco Central Europeo (BCE) ha adquirido deuda de países periféricos ha ayudado a quitar tensión en los mercados de deuda.

Así, el diferencial del resto de los países de la eurozona también ha conseguido suavizarse. En concreto, la prima de riesgo de Grecia ha caído hasta los 877 puntos básicos, mientras que la de Irlanda se ha moderado hasta los 575 desde los 607 y la portuguesa se ha situado en 387 puntos básicos desde los 412 del cierre de la sesión precedente.