Satisfacción en el sector

Colocada con éxito la primera emisión del déficit eléctrico por 2.000 millones

La primera emisión del Fondo de Amortización de la Deuda Eléctrica (Fade) se ha cerrado con éxito y ha permitido colocar en los mercados financieros 2.000 millones de euros del déficit de tarifa, indicaron fuentes del mercado.

En concreto, la demanda por este primer bloque de deuda eléctrica ha ascendido a 2.400 millones de euros, lo que supone superar en un 20% la oferta presentada por el fondo.

Fuentes del sector eléctrico consultadas por Europa Press mostraron su satisfacción por el éxito de la colocación y por la señal de confianza transmitida por los mercados hacia la economía española.

En esta emisión, los inversores han comprado deuda con vencimiento en 2014 a un precio de 80 puntos básicos por encima del tipo de referencia del Tesoro, lo que equivale a unos 290 puntos básicos sobre 'swaps'. Al precio actual del bono español, el tipo de la emisión queda fijado en torno al 4,8%.

La colocación en los mercados del déficit de tarifa permitirá convertir en deuda negociable un pasivo de hasta 22.000 millones de euros que hasta la fecha se encargaban de financiar las principales compañías eléctricas, esto es, Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, HC y E.ON, y que comenzaba a afectar a su balance.

Este déficit se crea porque los costes del sistema eléctrico son superiores a los ingresos, y debe ser devuelto por los consumidores a través de la tarifa de la luz. Las eléctricas financiaban hasta ahora esta deuda a un tipo de Euríbor a tres meses, inferior al tipo de la emisión, de modo que a partir de ahora los consumidores deberán pagar un coste superior para recuperar el desajuste.

El éxito de esta primera colocación se produce después de que los gestores del fondo rehusaran en dos ocasiones a finales de 2010 realizar la operación a la vista de la alta volatilidad de los mercados.

El Comité de Seguimiento de Fade ha decidido que los bonos del fondo se negocien en un primero momento en el mercado de secundario de renta fija AIAF, de modo que no solicitará su cotización en el mercado español de deuda pública en anotaciones.

Las entidades aseguradoras y colocadores de la emisión son BBVA, BNP Paribas, Crédit Agricole, Deutsche Bank, Goldman Sachs y Banco Santander. En la operación también participa el ICO, al instrumentar una línea de 2.000 millones.