Oferta conjunta

Ferrovial se alía con NATS para pujar por el control del tráfico aéreo en España

Ferrovial se ha aliado con la británica NATS para presentar ofertas conjuntas a los concursos de prestación de servicios de control de tráfico aéreo que se licitarán en España, informó el grupo de construcción, servicios y concesiones.

En virtud de su alianza, el grupo que preside Rafael del Pino y NATS presentarán ofertas conjuntas a "todos los concursos" de la primera fase de privatización del control aéreo que el Ministerio de Fomento prevé licitar en unas semanas y que incluye trece aeropuertos.

Se trata de los aeródromos de Alicante, Valencia, Ibiza, La Palma, Lanzarote, Fuerteventura, Sevilla, Jerez, Sabadell, Cuatro Vientos, Vigo, La Coruña y Melilla.

Con su acuerdo con NATS, Ferrovial busca aunar su conocimiento sobre el sector aeroportuario y "las peculiaridades del mercado español" con la experiencia de la firma británica en gestión de tráficos y en la privatización del sector aeronáutico.

Ferrovial cuenta con una pequeña participación indirecta en NATS. BAA, operador británico de aeropuertos controlado por el grupo español, tiene un 4% del capital social de esta empresa.

NATS es una empresa mixta en la que el Gobierno británico participa en un 49% de su capital social, en tanto que el 51% restante está en manos privadas.

En la actualidad gestiona 2,2 millones de vuelos anuales, que transportan a 200 millones de viajeros, en Reino Unido y la parte oriental del Atlántico Norte, "uno de los espacios aéreos más congestionados y complejos del mundo".

La compañía cuenta con una plantilla de unos 2.000 controladores repartidos en quince aeropuertos y dos centros de operación.

De su lado, Ferrovial confirma así que es una de las cinco empresas que han solicitado al Ministerio de Fomento la certificación para poder optar a la prestación de servicio de control de torre de control aéreo. Las otras cuatro son ACS, Indra, Saerco y Gesnaer, tal como avanzó el Ministerio de Fomento el pasado mes de diciembre. PRIMERA FASE.

El departamento que dirige José Blanco prevé que esta primera fase de liberalización de torres de control de aeropuertos esté concluida dentro de este ejercicio.

Fomento prevé promover ya en 2012 la privatización de las torres de control del resto de los aeropuertos, todo ello con el fin último de "romper el monopolio" de Aena en la prestación del servicio de control aéreo, de reducir los costes y tasas de navegación aérea, y de aumentar la competitividad de los aeropuertos.

Las empresas que se queden con estos servicios podrán subrogar a los controladores que trabajan en dichas torres u optar a contratar a controladores extranjeros con la licencia habilitada.

Ferrovial es también una de las compañías que ha mostrado su interés en la privatización parcial de Aena, y de los aeropuertos, de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat.

La compañía controla BAA, uno de los principales operadores privados de aeropuertos del mundo, dado que gestiona seis aeródromos británicos, entre ellos el londinense de Heathrow.