Quejas de sus clientes

RBS es multado con 3,3 millones de euros

Royal Bank of Scotland (RBS) ha sido multado con 2,8 millones de libras (unos 3,3 millones de euros) por "fallos múltiples" en la forma en que ha atendido las quejas de los clientes, informó hoy la Autoridad de Servicios Financieros (FSA, siglas en inglés), regulador del sector financiero británico.

Según la FSA (Autoridad de Servicios Financieros), RBS, parcialmente nacionalizado, no respondió adecuadamente a más de la mitad de las quejas recibidas.

La citada autoridad -que empezó su investigación del caso en el otoño de 2009- agregó que hay un "alto riesgo" de que los clientes de RBS, así como los de NatWest, parte de RBS, no fueran tratados de manera justa debido a una serie de fallos en la forma en que la institución bancaria atendió las quejas. Entre los fallos detectados figuran retrasos en la atención de las quejas y una pobre investigación de las mismas.

De acuerdo con el regulador financiero, los problemas radican en que el banco no facilitó la preparación adecuada al personal sobre la forma en que debía resolver las quejas de los clientes.