Por primera vez

Renfe vende a operadores privados españoles ocho locomotoras

La dirección de Renfe ha decidido adjudicar a las empresas españolas de carga privada por ferrocarril Continental Rail, Tecsa y Tracción Rail la venta y el mantenimiento de ocho locomotoras de tracción diésel de la serie 319, por un importe de 7,9 millones. Es la primera vez que material de segunda mano de la operadora pública ferroviaria española pasa a formar parte del parque de tracción de sus competidoras.

La transacción se produce como consecuencia de la resolución del concurso convocado el pasado mes de julio al que concurrieron cuatro empresas que cumplían los requisitos y presentaron sus respectivas ofertas de compra.

El acuerdo de venta incluye una remodelación integral de las locomotoras previa a su entrega, así como trabajos de adecuación de imagen y, en algunos casos, cambio de ancho de ejes.

Renfe indicó que la venta de estas locomotoras responde a la estrategia para poner en valor sus activos y al Plan de Impulso al Transporte Ferroviario de Mercancías elaborado por el Ministerio de Fomento, que prevé la puesta en el mercado del material que Renfe Operadora no necesite.

La remodelación y mantenimiento de las máquinas tractoras correrá a cargo de Integria, la división industrial de Renfe, en la que ocupará 45.000 horas de trabajo.