Acuerdo de comercialización

Verizon y Apple, una unión a punto de sellarse

Las ventas de iPhones en Estados Unidos podrían aumentar este año hasta en 12 millones de teléfonos adicionales, según los analistas, si finalmente Verizon empieza a compartir con AT&T la comercialización en este país de ese popular aparato, tal y como se prevé que se anuncie mañana.

Verizon, la mayor operadora de telefonía móvil de Estados Unidos, con más de 93 millones de clientes, ha convocado para el martes una conferencia de prensa en la "Casa del Jazz", en el Frederick P. Rose Hall del Lincoln Center de Nueva York, pero no ha facilitado los detalles sobre lo que pretende anunciar.

Este secretismo -tan típico de Apple, el fabricante de iPhone- ha incrementado aún más los insistentes rumores que apuntan a que Verizon anunciará por fin mañana que a partir de finales de mes empezará a vender la cuarta generación del popular móvil adaptada para que funcione con la tecnología CDMA de su red y la que medios y blogs especializados han bautizado como "ViPhone".

Además, el influyente blog tecnológico All Things Digital afirma que está prevista la asistencia mañana del consejero delegado de Apple, Steve Jobs, quien, aunque no querría convocar él mismo una conferencia de prensa para este anuncio, sí habría accedido a venir a Nueva York para participar en el acto de Verizon.

APPLE INC. 185,86 -3,96%

A ello se suma que Apple suele hacer sus anuncios de nuevos productos los martes y que, según Boy Genius, ha rechazado las peticiones de vacaciones para los empleados que las habían solicitado para los primeros días de febrero, como ya hizo en los días siguientes al lanzamiento del iPhone 4.

La noticia, con la que analistas, inversores y aficionados a la tecnología especulan desde hace años y que hoy ya dan por hecha, supondrá un importante cambio en el modo en que Apple comercializa su codiciado teléfono, ya que hasta ahora siempre lo ha hecho dando la exclusividad a una única operadora por país.

Este cambio de estrategia en Estados Unidos -donde el iPhone se vende sólo con AT&T desde que salió al mercado la primera versión, en junio de 2007-, permitirá a Apple impulsar de nuevo los ingresos por la comercialización de este teléfono en este país.

Los analistas consultados por The Wall Street Journal, entre otros medios, calculan que sólo este año Verizon podría vender entre 6 y 12 millones de iPhones.

Según los datos más recientes disponibles, AT&T vendió en los nueve primeros meses del año pasado 11,1 millones de iPhones en Estados Unidos y la consultora Piper Jaffray & Co. calcula que esa cantidad podría ascender a 14,5 millones en el conjunto del año, lo que supondría el 30% de todas las ventas que Apple tuvo en ese ejercicio gracias a su popular teléfono.

Si finalmente se confirman los rumores, el anuncio del nuevo "ViPhone" tendría lugar tan sólo unos días después de que terminara en Las Vegas el Consumer Electronics Show (CES), la mayor feria internacional de electrónica, donde un año más el gran ausente ha sido Apple, que tiene por norma no acudir a esa muestra.

La proximidad entre el CES y la convocatoria de Verizon -que sí acudió a la feria y podría haber aprovechado para hacer allí todos los anuncios relevantes que quisiera- ya disparó los insistentes rumores de que la noticia de la operadora estaba relacionada con Apple.

Según Piper Jaffray, las ventas anuales de la firma californiana podrían aumentar entre un 5% y un 10% gracias al acuerdo con Verizon, aunque otras consultoras como Gleacher creen que esas cifras serán aún mayores.

Verizon cuenta con su capacidad para ganar nuevos clientes gracias al iPhone y con la de convertir algunos de prepago en abonados de contrato, pero también con la de robar usuarios a AT&T, aunque los expertos advierten de que esta operadora también podría sufrir los problemas de saturación de red que tanto ha sufrido su competidora.

AT&T se ha querido adelantar a los acontecimientos y la semana pasada redujo a la mitad el precio de la tercera generación del iPhone, que ahora cuesta 49 dólares a quienes firmen un contrato de dos años con ella.