Recortes presupuestarios

El rey de Bélgica pide al Gobierno en funciones más ajustes para calmar los mercados

El rey Alberto II de Bélgica ha instado al Gobierno en funciones que dirige el democristiano Yves Leterme a asumir mayores ajustes de los previstos para el presupuesto de 2011, en un intento por calmar las dudas de los mercados sobre la deuda pública del país.

"El rey ha pedido al primer ministro que el Gobierno en funciones prepare un presupuesto para 2011 cuyo objetivo sea que el saldo resulte mejor que el pactado con las autoridades europeas", según un comunicado emitido por la Casa Real belga. ESte pronunciamiento ha tenido lugar este lunes por la mañana al término de una reunión entre Alberto II y el primer ministro del país.

Los ajustes acordados por Bélgica con la Comisión Europea incluye una reducción del déficit público hasta ae 4,1% del PIB en 2011. A pesar de esto, el ministro de Finanzas, Didier Reynders, apostó el pasado diciembre por recortarlo hasta el 3,7%. El comunicado de la Casa Real incide en la necesidad de mayores esfuerzos presupuestarios, pero no aclara cifras.

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor''s (S&P) ya amenazó el pasado diciembre con rebajar la nota de Bélgica por la incertidumbre política, tras no haber podido formar Gobierno tras las elecciones del pasado junio, y la falta de consenso entre los grupos políticos para superar la división lingüística que mina estas negociaciones.

Bélgica ha batido el récord de país europeo sin Gobierno con 210 días transcurridos tras las elecciones anticipadas que en el mes de junio dieron la victoria al partido nacionalista flamenco N-VA de Bart De Weber.

El ex ministro socialista Johan Vande Lanotte, último designado por Alberto II para tratar de impulsar las conversaciones entre los partidos flamencos y francófonos y poner fin a la crisis, presentó su dimisión el pasado viernes y espera la respuesta del monarca este mismo lunes.