Tres directivos implicados

Renault: la supuesta red de espionaje no interceptó ningún secreto crítico

El grupo automovilístico francés Renault aseguró hoy que la "red internacional organizada" de espionaje de la que ha sido víctima no logró interceptar ningún secreto crítico en el caso en el que están implicados tres directivos de la firma y que investiga la justicia de Francia.

El número dos de Renault, Patrick Pelata, declaró en una entrevista publicada hoy por el vespertino "Le Monde" que el grupo ha llegado a la conclusión de que se enfrentan a "un sistema organizado de recoger informaciones económicas, tecnológicas y estratégicas para servir a intereses situados en el extranjero".

Pelata, no obstante, no hizo alusión directa a la pista de China, como apuntaron algunos medios franceses, pero destacó que se trata de un trabajo "de profesionales" organizado por una red internacional.

El segundo máximo responsable de Renault precisó que los supuestos espías no lograron interceptar "ni una pizca tecnológica" o "estratégica" del grupo en relación con el vehículo eléctrico, incluidas las 200 patentes registradas o en proceso de registro.

"Sin embargo, estimamos que informaciones sobre la arquitectura de nuestros vehículos, sobre los costes y el modelo económico del programa pueden haberse filtrado", añadió.

Pelata consideró el hecho "grave, pero menor que si el perjuicio hubiera recaído sobre la tecnología" y subrayó que Renault "no cambiará nada del programa de desarrollo de su vehículo eléctrico" que el fabricante automovilístico francés prevé lanzar en 2012.

El grupo investiga a tres altos ejecutivos de la firma como presuntos responsables de las filtraciones en un asunto que el propio ministro francés de Industria, æpermil;ric Besson, catalogó como "grave".

Según "Le Figaro", entre los implicados hay dos responsables de proyectos y otro directivo, que estaban siendo investigados por el grupo desde hacía meses, hasta que el pasado lunes miembros de su comité de ética irrumpieron en sus despachos, requisaron material informático y le informaron de que estaban apartados de sus funciones.

Para mediados de año, Renault tiene previsto presentar dos modelos eléctricos, la berlina familiar Fluence y el utilitario Kangoo Express.

Más adelante, en el segundo semestre de este año y mediados de 2012, la marca del rombo quiere presentar el Twizy, que se fabricará en la planta española de Valladolid, y el Zoe.