Paul Volcker dejará de asesorar oficialmente

Obama nombra a un alto cargo de JPMorgan Chase jefe de gabinete

El presidente Obama ha elegido a un alto cargo del gigante financiero JPMorgan Chase, Bill Daley, para ser su próximo jefe de gabinete, el puesto con mayor influencia en la Zona Oeste de la Casa Blanca.

Daley, ex secretario de comercio con Bill Clinton, sustituye así a Rahm Emanuel, quien ejerció ese puesto desde el principio de la legislatura pero dimitió en otoño para preparar su candidatura a la alcaldía de Chicago. Emanuel fue sustituido temporalmente por un estrecho colaborador de Obama, Pete Rouse, que ha sido uno de los que ha apoyado la candidatura de Daley.

La elección de este hombre para gestionar la agenda presidencial de Obama ha dejado mucha perplejidad puesto que en algunas de sus declaraciones, Daley ha mostrado su oposición a dos de los objetivos de la agenda del presidente, la reforma sanitaria y la agencia de protección de consumidores que se incluía en la reforma financiera. Ahora, será el encargado de las relaciones entre la presidencia y un Congreso dominado de forma efectiva por los republicanos que poseen mayoría en la Cámara de Representantes y una fuerte minoría de obstrucción en el Senado.

Paul Volcker dejará de asesorar oficialmente

Por otro lado, el ex presidente de la Reserva Federal estadounidense Paul Volcker ultima su salida como máximo responsable del consejo de asesores económicos del presidente, Barack Obama, que dirigía desde la creación de este órgano en febrero de 2009, según informa la prensa estadounidense.

Volcker, de 83 años, presidió la Reserva Federal de EEUU entre 1979 y 1987, bajo las administraciones de Jimmy Carter y Ronald Reagan, y es recordado por sus esfuerzos para combatir la inflación, superior al 10% de auqellos años mediante drásticas subidas de los tipos de interés.

The New York Times apunta que Volcker podría abandonar la dirección del Consejo Asesor para la Recuperación Económica, un organismo creado con el objetivo de supervisar y poner en marcha medidas para combatir la crisis y estabilizar los mercados financieros, el mes que viene y destaca que la salida del veterano economista añade una significativa baja al ramillete de asesores económicos que en los últimos tiempos han salido de la Casa Blanca.

En concreto, el rotativo apunta que el presidente Obama podría hacer público este viernes el nombramiento de Gene Sperling, ex colaborador de Bill Clinton, como sustituto de Lawrence H. Summers en la presidencia del Consejo de Asesores Económicos, así como comunicar la marcha de Volcker.

Por su parte, la agencia Reuters apunta que la decisión de abandonar el cargo fue tomada por el propio Volcker que, sin embargo, se habría mostrado dispuesto a continuar asesorando al presidente si fuera preciso, aunque no de manera oficial, según fuentes conocedoras que recuerdan que el economista cuenta con "línea directa" con el presidente.

Entre las aportaciones del ex presidente de la Fed durante estos años al frente del Consejo Asesor para la Recuperación Económica destaca la conocida como "Regla Volcker", una estricta regulación sobre las actividades de riesgo de los bancos estadounidenses, recogida en la reforma financiera del presidente Obama, que desató la ira de Wall Street y que algunos banqueros afirmaran que el ex presidente de la Fed había perdido el contacto con la realidad económica actual.

Obama elige a un alto cargo JPMorgan Chase como jefe de gabinete

El presidente Obama ha elegido a un alto cargo del gigante financiero JPMorgan Chase, Bill Daley, para ser su próximo jefe de gabinete, el puesto con mayor influencia en la Zona Oeste de la Casa Blanca. Daley, ex secretario de comercio con Bill Clinton, sustituye así a Rahm Emanuel, quien ejerció ese puesto desde el principio de la legislatura pero dimitió en otoño para preparar su candidatura a la alcaldía de Chicago. Emanuel fue sustituido temporalmente por un estrecho colaborador de Obama, Pete Rouse, que ha sido uno de los que ha apoyado la candidatura de Daley.

La elección de este hombre para gestionar la agenda presidencial de Obama ha dejado mucha perplejidad puesto que en algunas de sus declaraciones, Daley ha mostrado su oposición a dos de los objetivos de la agenda del presidente, la reforma sanitaria y la agencia de protección de consumidores que se incluía en la reforma financiera. Ahora, será el encargado de las relaciones entre la presidencia y un Congreso dominado de forma efectiva por los republicanos que poseen mayoría en la Cámara de Representantes y una fuerte minoría de obstrucción en el Senado.