Sus participaciones no cotizarán

Opel vuelve a ser una sociedad anónima

El productor automovilístico alemán Opel es de nuevo una sociedad anónima (SA), registrada en el registro mercantil como Adem Opel AG, y deja de ser una sociedad limitada (SL).

Retrovisor de un Opel
Retrovisor de un Opel

Opel, filial de la estadounidense General Motor, informó hoy en un comunicado de que el cambio en el tipo de sociedad mercantil es "un paso más en la realización de los planes de futuro para lograr un éxito duradero".

"Desde hoy Opel es de nuevo una sociedad anónima. El juzgado competente en Darmstadt (cerca de Fráncfort) aprobó la solicitud de modificación de la forma jurídica de SL a SA, que la compañía presentó en noviembre de acuerdo con una decisión de los propietarios", según Opel.

El consejero delegado de Opel, Nick Reilly, dijo que "para Opel es un inicio excelente en el nuevo año y un paso más para la ejecución de los planes de futuro con los que quiere llevar de nuevo a la compañía al éxito económico".

Las participaciones en Opel no cotizarán en bolsa y General Motors sigue siendo el propietario de la empresa alemana.

General Motors transformó en 2005 Opel en una SL después de haber sido una SA durante 70 años.

Con la transformación en SA, se cumple una de las reivindicaciones de los trabajadores a cambio de sus concesiones salariales, con una renuncia a 265 millones de euros anuales, en el proceso de saneamiento de la empresa deficitaria.

Los trabajadores consideran que tendrán ahora más posibilidades de participar en la planificación de producto y de inversiones en el consejo de supervisión de Opel y que el comité ejecutivo de Opel será más independiente de la central en Detroit, en Estados Unidos.

General Motors decidió en noviembre de 2009 mantener su filial europea Opel a la que ha aplicado un duro plan de ahorro, con el que debe volver a la zona de beneficio y que prevé el recorte de 8.000 de los 43.000 empleos.

General Motors tuvo que inyectar capital en Opel para poder transformarla en SA.

La compañía fue fundada en 1862 por Adam Opel en la localidad alemana de Rüsselsheim (cerca de Fráncfort), donde actualmente se encuentra la sede.

Inicialmente produjo máquinas de coser y a partir de 1886 y hasta 1940 también bicicletas. En los años 1950 la empresa comenzó a fabricar frigoríficos con el nombre de Opel Fridgidaire.

En 1898, tres años después de la muerte de su fundador, que nunca quiso producir automóviles, sus hijos comenzaron con la producción automovilística que, sin embargo, entonces no pudo competir con los vehículos franceses y fue suspendida.

En 1929 Wilhelm von Opel y su hermano Fritz von Opel vendieron la mayor parte de las acciones de la compañía General Motors y dos años después se desprendieron completamente de la firma, si bien lograron que la empresa mantuviera el nombre Opel y la política de modelos.