Ha supuesto una inversión de 24.300 millones de euros

China adelanta un año la apertura del tren de alta velocidad Pekín-Shanghái

La línea de tren de alta velocidad entre Pekín y Shanghái, una infraestructura clave para el desarrollo económico del país asiático, se inaugurará a mediados de junio de 2011, un año antes de lo previsto, anunció hoy en una rueda de prensa el ministro chino de Ferrocarriles, Liu Zhijun.

La línea, de 1.318 kilómetros y que ha supuesto una inversión de unos 32.500 millones de dólares (24.300 millones de euros), reducirá el viaje entre las dos principales ciudades del país de las 10 horas actuales a sólo cinco, destacó la agencia oficial Xinhua.

La construcción de la línea se inició en abril de 2008, y por ella ya circulan trenes en periodo de prueba, por lo que uno de ellos logró el 3 de diciembre en este tendido batir el récord mundial de velocidad en transporte ferroviario, al alcanzar los 486,1 kilómetros por hora.

El ministro chino también destacó hoy que la red de alta velocidad china alcanzó los 8.358 kilómetros en 2010, cifra que se prevé aumentar a 13.000 kilómetros en 2011 y a 16.000 hacia 2015.

Sumando las redes convencionales, la red ferroviaria china totaliza 91.000 kilómetros, una cifra que se espera aumentar a 120.000 en el próximo lustro.

Los trenes son el medio de comunicación preferido por los chinos para las largas distancias, y el año pasado este medio transportó a 1.680 millones de pasajeros en el país asiático.

China, que podría en pocos años tener más kilómetros de alta velocidad que los de todas las redes del resto del mundo sumadas, ya exporta este tipo de tecnología a mercados maduros como Estados Unidos, donde logró un contrato para desarrollar estos transportes en el estado de California.

La importancia de este sector para el país asiático se reflejó en el hecho de que el pasado diciembre Pekín acogiera la séptima edición del Congreso Mundial de Tren de Alta Velocidad, en la que las principales potencias mundiales en el sector -España entre ellas- compartieron sus adelantos.