Hasta principios de 2011

China obliga a Nokia a retrasar la compra del negocio de redes de Motorola

Nokia Siemens Networks (NSN) anunció hoy un retraso en la compra del negocio de redes inalámbricas de la compañía estadounidense Motorola, prevista para finales de 2010, debido a que aún no ha recibido la autorización de las autoridades chinas de la competencia.

NSN informó en un comunicado que espera completar la operación durante el primer trimestre de 2011, ya que cuenta con el visto bueno del resto de países involucrados (Estados Unidos, la Unión Europea, Brasil, Japón, Rusia, Sudáfrica, Taiwán y Turquía).

"Este retraso es decepcionante, pero confiamos en completar la adquisición a principios del nuevo año. Seguimos trabajando de cerca con las autoridades chinas para finalizar el proceso de autorización en ese país", afirmó Rajeev Suri, presidente ejecutivo de Nokia Siemens Networks.

La compañía tecnológica fino-germana llegó a un acuerdo con Motorola el pasado mes de julio para adquirir gran parte de su infraestructura de redes de telefonía móvil por 1.200 millones de dólares (unos 920 millones de euros).

Una vez completada la transacción, cerca de 7.500 empleados de Motorola pasarán a las nóminas de NSN, incluyendo a los técnicos que trabajan en los departamentos de investigación y desarrollo de EE UU, China, Japón y la India.

La operación permitirá a NSN iniciar relaciones con más de 50 operadores y fortalecer su posición en China Mobile, Cearwire, KDDI, Sprint, Verizon Wireless y Vodafone.

Además, convertirá a la compañía de riesgo compartido formada por Nokia y Siemens en el segundo mayor proveedor mundial de redes de telefonía móvil, el más importante de Japón y el tercero de EE UU, según NSN.