Visto bueno de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos

La tarifa eléctrica subirá un 9,8% a partir del 1 de enero

La tarifa eléctrica de último recurso (TUR), a la que están acogidos más de 20 millones de hogares y pymes, subirá un 9,8% a partir del próximo 1 de enero.

Imagen de una regleta con enchufes
Imagen de una regleta con enchufes

La propuesta de encarecimiento planteada por el Ministerio de Industria ha recibido esta tarde el visto bueno de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos.

De este modo, la Comisión Delegada acuerda congelar la parte de la tarifa en la que se recogen los costes regulados y repercutir el coste del decreto del carbón, lo que una vez asumido el encarecimiento de la energía, supone un alza de la TUR del 9,8%.

El incremento responde al encarecimiento de la electricidad en la última subasta entre comercializadoras y a los ajustes técnicos posteriores, así como a la aplicación de un incremento del 72% en los pagos por capacidad para sufragar el decreto del carbón.

La subasta arrojó un alza del 4,5%, pero tras sumar pagos por capacidad, prima de riesgo, pérdidas, mercado de ajuste o apuntamiento, el incremento queda en el 21,3%, lo que, trasladado a la TUR, arroja el incremento final de casi el 10%.

Los consumidores del bono social, que son 2,85 millones en la actualidad, pero que, según Industria, pueden alcanzar los cinco millones, no sufrirán esta subida en la tarifa, ni lo harán hasta 2013, según el real decreto ley aprobado el jueves por el Gobierno. Estos consumidores son los de potencias inferiores a 3 kw en primera residencia, familias con todos los miembros en paro, pensiones mínimas y familias numerosas.

Este porcentaje supondría un encarecimiento del recibo medio mensual de más de 4 euros por usuario, o más de 51, euros al año.

El gas también sube

En cuanto a las tarifas de gas, el Gobierno ha fijado en el 3,9% el incremento medio. Este porcentaje queda desglosado a razón de un 4,14% para los consumidores de T1, sin calefacción, y del 3,87% para los de la T2, con mayor consumo.

A estas tarifas están acogidos unos 7 millones de hogares. La subida del gas también fue aprobada hoy por la Comisión Delegada de Asuntos Económicos.

Estas subidas suponen un incremento medio de 3,2 euros al mes para un consumidor medio de electricidad, o de 38,4 euros al año, mientras que, en el caso del gas, el incremento para la T1 es de 0,56 euros al mes y, para los de la T2, de 1,66 euros al mes.

El PP: con la subida, la luz en España será "de los más caras de toda Europa"

El secretario de Economía del Partido Popular, Álvaro Nadal, ha señalado que la subida de la tarifa eléctrica por parte del Gobierno "sitúa el precio de la electricidad en España en uno de los más caros de toda Europa".

En un comunicado, el dirigente popular consideró que se trata de "una malísima noticia tanto para el consumidor doméstico como el industrial", ya que "esto merma la competitividad de las empresas españolas, la capacidad de mejorar la economía española y, en última instancia, la creación de empleo".

Nadal criticó también que el Gobierno "continúe sin tomar la decisión de realizar una reforma integral del sector energético, con especial hincapié en la electricidad", algo motivado por no querer "tener un discurso libre de ideología en el que digamos a los españoles lo que cuestan determinadas decisiones".

Además, incidió en que se "ha llegado a esta situación por los errores del gobierno socialista en materia de política energética, errores que nos sitúan en una situación sin salida".

El secretario de Economía del PP reiteró que "lejos de solucionar el problema, lo que tenemos es un sector energético cada vez más caro", una subida que "no tendría que haber sido tal, como afirmó el Gobierno tras la aprobación del pasado decreto ley".

Los consumidores califican la subida de "intolerable"

Algunas de las principales organizaciones de consumidores han calificado hoy de "intolerable", "muy grave", de "brutal tarifazo" la subida de la tarifa eléctrica de último recurso (TUR).

Así lo han señalado organizaciones como la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), la Confederación Española de organizaciones de amas de casa, consumidores y usuarios, la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI), Facua-Consumidores en Acción y Unión de Consumidores de España (UCE).

En declaraciones a Efe, el portavoz de CECU estatal, David Hurtado, ha opinado que el incremento es "intolerable" y está "fuera de todo lugar".

A su vez, considera que "perjudica" y "lesiona" los intereses de los consumidores, que en estos años no han recibido "ni mejoras en el servicio ni una buena atención al cliente".

También ha puesto de manifiesto el hecho de que la subida llega en el peor momento posible cuando el país atraviesa una crisis económica.

El director general de la OCU, José María Múgica, ha calificado la medida de "muy grave" y ha recordado que desde 2008 el incremento ha sido del 35,7%.

Múgica ha indicado que nadie aclaró cuáles eran los costes de transición a la competencia, que hace algunos años sirvieron para justificar un aumento del recibo de la luz, y, ahora, nadie explica cuál es el alcance del déficit tarifario que se va a compensar con el actual incremento.

El director general de la OCU también ha expresado su temor de que no se trate de la única subida en los próximos doce meses y ha recordado que desde la página en internet de la organización se recogen firmas de consumidores "hartos de que suban la luz", con las que en los próximos días pedirán al Gobierno la congelación de las tarifas.

Por parte de la CEACCU, su portavoz, Yolanda Quintana, ha indicado que el incremento, "muy grave", es "inasumible" para los consumidores.

"Estamos sorprendidos porque se han cumplido los peores augurios", ha opinado Quintana, quien ha agregado que con esta medida el Gobierno "ha concedido sus deseos a los operadores eléctricos".

"Quieren obligarnos a que los consumidores nos salgamos de la tarifa eléctrica de último recurso (TUR) y estemos en el mercado libre", ha señalado Quintana, quien lo ha calificado de "inaceptable".

La FUCI ha mostrado, en un comunicado, su oposición a la subida porque supone un "ataque a las economías domésticas, con más de 20 millones de hogares acogidos a la TUR".

También, estima que la subida supondrá alrededor de 50 euros más al año para un usuario medio, lo que considera "inaceptable al favorecerse los intereses de las compañías eléctricas en vez del de unos consumidores que no están viendo los beneficios que iba a traer la liberalización energética".

La organización FACUA-Consumidores en Acción ha afirmado que el incremento de las tarifas eléctricas puede ser "muy superior" al 9,8% anunciado, en función del nivel de consumo de las familias.

Tras calificar el incremento de "brutal tarifazo", la organización reclama en un comunicado "transparencia sobre la subida" y lamenta que el Gobierno "en plena crisis económica castigue la economía de las familias para satisfacer los intereses del sector energético".

Finalmente, la Unión de Consumidores de España considera "inaceptable" el incremento e insiste en la necesidad de implantar un modelo de regulación de la tarifa eléctrica "estable.

Añade, en un comunicado, que el aumento repercutirá negativamente en las economías domésticas, "ya de si afectadas por la crisis económica".

Opina también la UCE que esta subida responde a un "pacto del oligopolio vigente" en el sector energético.

Efe

La patronal eléctrica ve indispensable la subida

Unesa, la patronal del sector eléctrico, considera que la subida de la tarifa eléctrica de último recurso (TUR) resulta indispensable para lograr el objetivo de eliminar el déficit tarifario (diferencia entre los ingresos y los costes del sistema) en 2013.

Fuentes de Unesa recalcaron hoy que los precios de la energía deben responder a los costes reales, lo que explica la evolución de la tarifa eléctrica.

Según la patronal eléctrica, sin la subida aprobada hoy no sería posible eliminar en el plazo previsto el déficit tarifario, que sumará más de 20.000 millones de euros al cierre del presente ejercicio.

Las fuentes de Unesa subrayaron que "hay que seguir en esta senda" para resolver el problema del déficit de tarifa.

Efe