Se prevé ahorrar más de 4.600 millones

Iberdrola espera que las medidas aprobadas hoy sean el "último esfuerzo"

Ibedrola espera que la normativa aprobada hoy por el Consejo de Ministros y por la que las empresas eléctricas asumirán unos costes ajenos al los que se derivan del suministro eléctrico, sea el último esfuerzo adicional que les impone el Gobierno.

La eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán reaccionó así al paquete normativo aprobado hoy y con el que el Gobierno prevé ahorrar más de 4.600 millones de euros al sistema eléctrico hasta 2013, iniciativa que ayudará, entre otros aspectos, a controlar el déficit de tarifa, que se produce cuando los ingresos del sistema eléctrico no son suficientes para cubrir los costes.

El Real Decreto incluye, a partir del próximo 1 de enero, un peaje de 0,5 euros para el Megavatio hora (MWh) que tendrán que pagar todas las empresas que generan electricidad por el uso de las redes eléctricas y que representará un ahorro de 453 millones entre 2011 y 2013.

Un pago que, según el Ministerio de Industria, permitirá equilibrar el coste de las redes eléctricas, que actualmente están exentas de financiar las empresas generadoras, aunque su actividad requiera de la construcción de las conexiones necesarias para realizar el suministro eléctrico.

IBERDROLA 9,83 1,95%

Sin embargo, Iberdrola sostiene que, a pesar de que la iniciativa gubernamental no responde a las propuestas planteadas por las compañías eléctricas, aclara algunas de sus incertidumbres, lo que, en su opinión, debería contribuir a dotar de la seguridad necesaria al sector eléctrico.

Asimismo, destacaron la voluntad del ministerio que dirige Miguel Sebastián para reducir el déficit tarifario en 2013, un problema estructural del sector que supone el 2% del Producto Interior Bruto (PIB) español.

Además, con la reforma aprobada hoy se amplía también los objetivos de déficit de tarifa para los próximos tres años, un desajuste que soportan las cuentas de las eléctricas y que podría alcanzar los 20.000 a cierre del año.

En este sentido, el Ejecutivo ha elevado a 5.500 millones el déficit de tarifa para 2010; a 3.000 millones para 2011; y a 1.500 millones en 2012.

Asimismo, la eléctrica confía en que estas medidas, que recogen además la prórroga de seis meses más, hasta 2013, del denominado "bono social", así como que las propias eléctricas asuman el coste de las medidas relacionadas con la estrategia de ahorro y eficiencia energética, durante los tres próximos ejercicios, contribuyan a devolver la confianza en la economía española.