Los antiguos socios diluirían su peso

Spanair busca socios industriales y financieros que aporten 150 millones

La compañía Spanair busca socios industriales y financieros que le aporten una cifra que rondaría los 150 millones de euros para poder llevar a cabo la ampliación de sus actividades a los vuelos transoceánicos, según han explicado fuentes financieras conocedoras del proceso.

Spanair está manteniendo con este objetivo contactos con socios de la alianza Star Alliance, de la que forma parte, y también está abierta a que entren en el capital durante el año que viene socios en la línea de inversores institucionales del mundo financiero y de fuera de España.

Esta entrada de nuevos socios diluiría el peso en el capital de Spanair de la Generalitat, que a través de vías directa e indirectas controla cerca del 40% de la compañía que preside Ferran Soriano.

Tanto los accionistas privados de Spanair, en especial el empresariado vinculado a la asociación de empresarios catalanes Femcat o la Cámara de Comercio de Barcelona, como la propia Generalitat que liderará Artur Mas cuando tome posesión, son partidarios de que en el actual clima económico la Generalitat rebaje su peso específico en la aerolínea, en especial cuando unos de los puntos programáticos con los que CiU ha ganado las elecciones ha sido la de "adelgazar la administración".

Otro socio que también irá reduciendo su participación será la línea escandinava SAS, el antiguo propietario de Spanair, que tras la última aportación de la Generalitat ya ha rebajado su participación al 16,6%.

Portavoces de Spanair han declinado hacer declaraciones y se han limitado a señalar que Soriano ya había apuntado esta posibilidad en un encuentro con la prensa el pasado mes de noviembre.

Las fuentes financieras citadas anteriormente han señalado que dado el momento de inestabilidad financiera, será necesario trocear la inversión de 150 millones entre diversos socios y también han advertido de la dificultad de cerrar una operación de este estilo en una coyuntura como la actual.

Esta apuesta por los vuelos internacionales que Spanair se concreta este próximo mes de marzo, ya que Spanair y Singapore Airlines unirán las ciudades de Barcelona y Sao Paolo (Brasil) con un vuelo directo en código compartido tras largas negociaciones con Aena.

Tanto Singapore Airlines como Spanair son socios de la alianza aérea Star Alliance, rival de One World, que lidera Iberia, actualmente en fusión con British Airways.

Spanair ya tiene vuelos con código compartido hasta Singapur, Bangkok, Montreal, Toronto, Filadelfia y Washington; y en esta misma línea de operar en vuelos de larga distancia el pasado mes de octubre, las aerolíneas Spanair y United Airlines, también miembros ambas de Star Alliance, cerraron un acuerdo para operar vuelos en código compartido.

Spanair factura cerca de 1.000 millones anuales y desde que entró el nuevo accionariado ha llevado a cabo un importante plan de ajuste y reducción de costes.