Unos activos valorados en 100,35 millones de euros

Air Comet cuenta con activos para pagar el 27,4% de las deudas

La aerolínea Air Comet, la primera sociedad del grupo Marsans declarada en concurso de acreedores, cuenta con activos valorados en 100,35 millones de euros, que podrán cubrir el 27,42% de las deudas, que ascienden a 365,87 millones.

Díaz Ferrán, propietario de Viajes Marsans
Díaz Ferrán, propietario de Viajes Marsans

Así figura en el informe de situación patrimonial que ha presentado la administración concursal de la aerolínea ante el Juzgado de lo Mercantil número 8 de Madrid, que concluye que los 24.907 acreedores no pueden tener "expectativas de cobro" dado el déficit de 259 millones.

El informe, al que ha tenido hoy acceso Efe, revela que el 92,8% de los acreedores (23.131) son pasajeros que se quedaron sin volar cuando Air Comet cesó sus operaciones en diciembre de 2009, mientras que el resto son proveedores, administraciones públicas y trabajadores, a los que la aerolínea dejó a deber 6,8 millones en indemnizaciones y 7,2 millones en salarios.

Por su parte, los bienes y derechos de la aerolínea son, fundamentalmente, expectativas de cobro de los diversos litigios que mantiene Air Comet.

El principal es la reclamación para que el gobierno argentino indemnice al grupo Marsans por la expropiación de Aerolíneas Argentinas, lo que podría generar unos 66 millones de euros, según los administradores concursales.

En cualquier caso, esa reclamación, que se presentó ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), perteneciente al Banco Mundial, no se resolverá antes de 24 meses, con la incertidumbre del resultado, señala la administración concursal, compuesta por el abogado Mariano Hernández, el economista Luis Arqued y la Agencia Tributaria.

Al importe de la reclamación por la expropiación de Aerolíneas Argentinas hay que sumar los 20 millones de euros que la administración concursal reclama a esa compañía en el marco de una solicitud de concurso de acreedores.

A su vez, 14 millones de euros son "derechos de cobro contra las agencias de viajes, deudores varios, piezas de repuesto, derechos de devolución de IVA y mobiliario".

Una vez que se notifique el informe a los acreedores, éstos tendrán un plazo de diez días para impugnar las deudas que se les han reconocido si no están de acuerdo.

A este respecto, la administración concursal critica la falta de colaboración que le ha prestado Air Comet para establecer los importes que se adeudaban a los pasajeros, que en algunos casos vivieron "auténticas tragedias humanas" por la cancelación de los vuelos.

Los administradores nombrados por el Juzgado de lo Mercantil número 8 de Madrid critican que la colaboración ha sido "insuficiente, ineficaz y contraria al más mínimo sentido de la responsabilidad", a lo que hay que añadir que muchos pasajeros han llegado a reclamar por cinco vías distintas, con cinco importes distintos.

Algunos pasajeros que viajaron con los aviones fletados por el Ministerio de Fomento también han reclamado la devolución del importe de sus billetes, que en algunos casos había sido reembolsado ya por su seguro.

Para cubrir el agujero patrimonial de Air Comet, el Juzgado de lo Mercantil número 8 de Madrid acordó el pasado mes de agosto embargar bienes de los antiguos consejeros de la aerolínea: Gerardo Díaz Ferrán y su hijo, Gonzalo Pascual y su hijo y el ex consejero José María Llodrá.

De ese embargo preventivo, que ascendía a 37,6 millones de euros, sólo se han conseguido arañar activos por un importe próximo a 80.000 euros.