Sustituye a Luis Salinas Álvarez

El Banco de España sitúa a Luis Lorenzo al frente del Fondo de Garantía de Depósitos

Relevo al frente del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). El Banco de España acaba de nombrar a Luis Lorenzo Olmeda como director general de la sociedad gestora de los fondos de garantía de depósitos de entidades de crédito. Sustituye en el cargo a Luis Salinas Álvarez, que se retira por razones estrictamente personales.

Esta agrupación de interés económico gestiona los recursos reservados por bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito para atender insolvencias de entidades afines. Cada categoría cuenta con su propio FGD. El sistema garantiza un máximo de 100.000 euros depositados a cada titular (no por cuenta) en caso de quiebra de una firma.

Lorenzo Olmeda ocupaba hasta ahora el cargo de director general del grupo tres de inspección del Banco de España. A su cargo estaba supervisar la solvencia de bancos pequeños (en esencia, la banca de origen extranjero y mediana), cajas rurales y laborales, así como establecimientos financieros de crédito (EFC).

Estas entidades pasan ahora a depender de Francisco Monzón, también proveniente del área de inspección del Banco de España. Su ascenso ha provocado, a su vez, una ronda de movimientos entre los mandos intermedios del supervisor.

El grupo uno de inspección, que abarca las cajas de ahorro, sigue a cargo de Pedro González. Y lo mismo ocurre con el grupo dos (grandes bancos), que continúa encomendado a Ramón Quintana. Al frente del conjunto del área de inspección se encuentra Jerónimo Martínez.

Fuentes del sector indican que Luis Lorenzo tendrá hoy su primer encuentro oficial con los representantes de la banca española desde que accedió a la dirección general del FGD. No obstante, ocupa su cargo desde finales de noviembre.

A cierre de 2009, el FGD de bancos da cobertura a 72 grupos con un patrimonio de 2.977 millones de euros. El de cajas respalda a 46 entidades de ahorro con 4.378 millones. Por último, el FGD de cooperativas cuenta con 676 millones para 83 cajas rurales, laborales y profesionales.