Jaime Malet. Presidente de la Cámara de Comercio de EE UU en España

"Que España sea un campeón en piratería no vende fuera"

Como presidente de la Cámara de Comercio de EE UU en España, Jaime Malet hace de puente entre las compañías estadounidenses y españolas y entre los Gobiernos de los dos países. Lleva ocho años al frente del organismo, que cuenta como socias a multinacionales y pymes de EE UU y de España

"Que España sea un campeón en piratería no vende fuera"
"Que España sea un campeón en piratería no vende fuera"

Cuando el presidente del Gobierno español, José Luis Zapatero, visitó en febrero de este año Washington, ahí estaba Jaime Malet. Cuando Aznar viajó a Washington con empresarios al final de su mandato, allí estaba Jaime Malet. Cuando Obama y Bush tomaron posesión de sus cargos como presidentes de Estados Unidos, ahí estaba Jaime Malet. Cuando presidentes de gobiernos autonómicos visitan Estados Unidos, acuden a Jaime Malet.

El presidente de la Cámara de Comercio de EE UU en España, Jaime Malet, lleva ocho años presidiendo el organismo y en este periodo -"posiblemente sea el español que más ha estado en la Casa Blanca con Bush de presidente", comenta- se ha convertido en una pieza relevante en las relaciones bilaterales entre los dos países. Velar por los intereses de las empresas estadounidenses en España, favorecer la internacionalización y productividad de la economía española y tratar de favorecer la inversión española en EE UU son sus principales cometidos.

Durante la visita de José Luis Rodríguez Zapatero a Washington el pasado febrero, se habló de las oportunidades existentes para compañías españolas en aquel país. Usted se involucró mucho en ese viaje. ¿Se ha avanzado en algo desde entonces?

"En España se copia y nadie tiene la impresión de estar haciendo algo malo"

Actualmente hay un concurso público abierto en el primer corredor de alta velocidad, en Florida, y ya hay presencia española en al menos seis de los grupos que optan a ese concurso. Seguro que si no logran participar en este corredor lo lograrán en otros, habrá participación española en los trenes de alta velocidad de EE UU. También hay fuerte presencia en el sector de renovables, en concesiones de autopistas, en el sector bancario... Las reuniones políticas no son suficientes para cerrar decisiones empresariales, pero siempre ayudan.

Se habló también de algo muy importante para las compañías americanas en España, la renovación del convenio de doble imposición entre los dos países...

Bueno, ahora que hay mucha inversión española en Estados Unidos; también es algo muy importante para las compañías españolas. Llevamos muchos años trasladando nuestra posición a Hacienda en España y al Tesoro en EE UU. Hubo una primera ronda de conversaciones antes de verano y se ha celebrado de forma discreta una segunda ronda hace unas semanas en Madrid. Todo parece que va avanzando y que en un plazo razonable habrá un tratado de doble imposición que en vez de estar tan centrado en cómo sacar dinero a las empresas establecidas sirva para aumentar la presencia de compañías americanas aquí y de españolas allí. Una gran parte de las compañías estadounidenses en España triangulan sus inversiones a través de otros países; si hubiera un buen convenio las inversiones de empresas estadounidenses en España serían directas.

¿Qué opinión merece a las empresas que representa la Cámara la conocida como ley Sinde?

En España se copia y nadie tiene la impresión de estar haciendo algo malo. Robar fuera de la red es malo y en internet no lo es. Hay que inculcar a la sociedad española que los derechos de propiedad intelectual hay que respetarlos, que esos derechos tienen un propietario. A mi la ley Sinde me parece bien.

¿Le ha sorprendido el resultado obtenido en el Congreso en su tramitación? ¿Lanza así España un mensaje negativo?

España está desde hace unos años en una lista gris que elabora cada año el USTR americano (oficina del representante comercial). Tenemos un grado de piratería de la propiedad no solo intelectual sino también industrial más alto que la mayoría de países de nuestro entorno. Ser campeón en esto no vende fuera. Hay que convencer a la sociedad que tome conciencia y a nuestros políticos que consensúen cosas tan importantes como ésta desde el principio.

Islas Canarias, por qué es tan importante para EE UU

La Cámara de Comercio de Estados Unidos en España cuenta con delegaciones en Madrid, Barcelona e Islas Canarias. La presencia del organismo en el archipiélago canario obedece al interés que las empresas que representa la Cámara y el Gobierno estadounidense tienen en la islas españolas. "Nuestra intención es convertir Canarias en un hub de inversión y servicios para África Occidental por parte de compañías americanas y occidentales, algo así como lo que Miami es para el Caribe o Singapur para Asia", comenta Malet. "Hace tres meses estuve con el presidente de Canarias en Washington, Paulino Rivero, y el proyecto empieza a captar el interés de las multinacionales y del Gobierno de Estados Unidos" asegura.

El presidente de la Cámara de Comercio explica el por qué de ese interés: "En primer lugar está el interés humanitario por una región muchas veces olvidada pero a la que EE UU dedica mucho dinero de ayuda al desarrollo; en segundo lugar está el interés económico, muchos países están creciendo extraordinariamente en el continente africano; y en tercer lugar está la necesidad geoestratégica de tener influencia para contrarrestar el hueco que han dejado las metrópolis tradicionales, Francia e Inglaterra. En muchos países este hueco lo está llenando China y en otros el caos, el terrorismo o piratas. Para dar seguridad a la inversión de las multinacionales y para colmar todas esos intereses, tener un lugar occidental como Canarias desde el que mirar a una miríada de pequeños países africanos de África puede ser muy importante".

Wikileaks. El trabajo de las embajadas de EE UU

La Cámara de Comercio de EE UU en España ha publicado un informe con 25 recomendaciones para mejorar la economía española. Entre ellas, la reducción a la mitad de los días festivos, ¿no le parece demasiada intromisión?

Esa recomendación está pensada más que nada en los puentes festivos. En el resto del mundo suena raro que a principios de diciembre haya un sábado, un domingo, un lunes festivo, un martes laborable y otro festivo en miércoles. En España hay más días festivos que en otros países de la OCDE, habría que reducirlos. ¿Eso es inmiscuirse mucho en la cultura de un país? Sí, pero la cultura de un país también cambia...

También recomiendan el copago en Sanidad...

Exactamente hablamos de un moderado copago y se trata de eliminar abusos. Pensamos que introducir un moderado copago -la Cámara tiene la totalidad de las grandes empresas estadounidenses y una parte importante de las farmacéuticas españolas como socias- eliminaría un mal uso del magnífico sistema de salud pública español.

¿Cree que las revelaciones de Wikileaks vulneran la autoridad moral de las compañías estadounidenses?

No defendemos intereses de unas empresas contra otras, y una cosa es lo que hagan los Gobiernos y otra lo que hagan las empresas.

Me refiero, por ejemplo, a presiones políticas para entorpecer la concesión de las obras en Panamá a Sacyr...

En primer lugar hay que decir que Sacyr es socio de la Cámara, como otras muchas multinacionales españolas. Pero ya que me pregunta por Wikileaks creo que lo que también se está reflejando es la profesionalidad del Departamento de Estado norteamericano. Me gustaría saber qué pasaría si se publicasen documentos más o menos confidenciales de otras embajadas. Lo que refleja Wikileaks, al menos lo que yo he leído hasta ahora, es que las embajadas estadounidenses están interesadas por proteger a sus ciudadanos y a sus empresas. Las embajadas no están en los países para hablar de fútbol, tienen que cumplir una labor, una labor que seguramente es muy parecida, con diferentes grados de capacidad.